Última actualización: 18/10/2017, 15:02
Solidaridad Digital está elaborado por Inserta

Cultura y ocio

“Al llegar a cierta edad la vida se remansa”

Chelo de la Torre, poeta

Esther Peñas / Madrid- 21/06/2017

La poesía de Chelo de la Torre tiene su curvatura exacta y la pendiente suspendida del eje. Hay epicentro, y radio que une, que vincula la mirada sosegada de quien ha vivido y se ha detenido a destilar momentos. Su libro de poemas ‘Ángulos’ (Nazarí), prologado por el también poeta Jesús Urceloy y que incluye poemas traducidos al árabe por Samir Moudi, es una ecuación que se abre exponencialmente.


¿Qué tienen en común la poesía y las matemáticas?


El acercamiento de los poetas a la ciencia en general y a las matemáticas en particular no es nuevo, lo encontramos en el mundo grecolatino; en esa época la ciencia se valió de la poesía para hacer más atractivo, interesante y cercano su conocimiento. De hecho, en esa época el enunciado de los problemas eran poemas.
Desde entonces hasta nuestros días son muchos los poetas que han escrito poemas de los que se suelen denominar matemáticos y muchos autores los que han escrito frases relacionando ambas.
Recientemente, el científico y poeta Rafael Pérez Castell ha dicho: "La poesía es la matemática de la palabra" y " La matemática es la poesía de los números".
En mi opinión, te puedo decir que las matemáticas y la poesía tienen en común el uso de los números para medir, la precisión del lenguaje y la búsqueda de la belleza en lo que nos rodea.
 
 ¿Desde qué ángulo hay que leer tu libro?


Pienso que cualquier ángulo es válido pues es un libro sencillo, tanto en los temas como en la forma, se trata de buscar el ángulo desde el que ves la vida reflejarse en los sillones. Ése es el correcto para leer mi libro.

 

En poesía, ¿funciona mejor el ángulo o la esfera?


En poesía, como en la vida, hay que ir alternando; a veces, hay que ovillarse, hacerse esfera, protegerse para rodar libre; otras, hay que mostrar los vértices, las esquinas e, incluso, hacerse cóncava o convexa si fuese necesario.
 
Si un verso se pone obtuso, ¿qué se hace con él?


Se vuelve a "dibujar" una y otra vez hasta que se consigue la amplitud deseada, esa con la que se obtiene el ritmo y la precisión conveniente para que el poema fluya con la cadencia que le corresponde.
 
¿Cómo es “el tiempo del recuerdo y del olvido”?


A lo largo de todo el libro voy haciendo referencia a ese tiempo, pero quizás la alusión más clara está en los versos finales del poema ‘Cumpleaños’: "Regálame tus silencios / y el comentario del libro que leíste ayer." Ese es “el tiempo del recuerdo y el olvido”.
Al llegar a cierta edad la vida se remansa, se cambia la percepción de las cosas, entonces es el momento de olvidar los recuerdos que te lastran para poder seguir caminando juntos hacia ese infinito que se acerca.  
        
¿Cómo se consigue en el poema el equilibrio entre las simetrías y las entropías?


Pero ¿se consigue ese equilibrio?  Es el poema el que te lleva por donde él quiere, el que te va marcando la pauta y te guía, y el escritor es un simple moderador entre los sentimientos que intentan aflorar sin ningún orden y la forma en la que luego aparecen en el poema, pero no hay reglas.

 

“Voy a calcular la derivada de tus labios/ y su curvatura”. ¿Cuánto tiene el poema de técnica, y cuánto de improvisación, de azar?


Estos versos son de uno de los primeros poemas que escribí, no están en este libro, pero, contestando, no puedo cuantificarlo, todo poema empieza en un borrador que, por así decirlo, nace de la inspiración y que luego se va modelando. Unos poemas necesitan más corrección y otros menos; conseguir el equilibrio entre las dos es lo difícil.

 

“Su vida,/ esa sucesión de círculos interseccionados”. ¿Cuál es el epicentro temático de la poesía, y cuál el de la vida?


El de la poesía, sin dudarlo, la vida en todos sus aspectos; y el de la vida, en mi caso y hoy por hoy, mi familia.

 

“Algún día/ te contaré que no existo”. ¿El poeta se deja la vida en el verso o coloca distancia de manera que no es él todo lo que el verso va diciendo?


Es cierto que hay mucho de vida en cada uno de mis versos, es cierto que algunos poemas me ha servido de catarsis el escribirlos, pero no podemos olvidar que el poeta es un fingidor, como dice Pessoa. 

Compartir
icono de facebook para compartir icono de facebook para compartir

Comentarios

No hay comentarios asociados a la noticia

Tu comentario

Solidaridad digital financiado por fundación ONCE y Unión Europea