Última actualización: 20/07/2017, 13:27
Solidaridad Digital está elaborado por Inserta

Europa

La cifra de niños refugiados y migrantes que viajan solos se quintuplica desde 2010

Según Unicef

Servimedia / Madrid- 18/05/2017

El número total de niños refugiados y migrantes que viajan solos ha alcanzado un récord histórico al multiplicarse por cinco en los últimos años, puesto que en 2015 y 2016 se registraron al menos 300.000 niños separados y no acompañados en unos 80 países, frente a los 60.000 de 2010 y 2011, según un informe hecho público este jueves por Unicef (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia).

 

El informe, titulado 'Ante todo son niños: proteger a los niños en tránsito contra la violencia, el abuso y la explotación', muestra la visión global de los menores refugiados y migrantes, las motivaciones que hay tras sus viajes y los riesgos que afrontan en el camino.

 

Además, refleja que cada vez más niños toman rutas muy peligrosas para llegar a sus destinos, a menudo a merced de los contrabandistas y los traficantes, lo que demuestra, según Unicef, la necesidad de un sistema de protección global que mantenga a los niños seguros frente a la explotación, los abusos y la muerte.

 

Para el director ejecutivo de Unicef Comité Español, Javier Martos, las cifras incluidas en el informe son "inadmisibles". "Los niños que viajan solos son los más vulnerables: están expuestos a muchos peligros y corren un riesgo mayor de caer en manos de redes de trata de personas y traficantes sin escrúpulos. No podemos darles la espalda. Los gobiernos deben actuar ya para garantizar la seguridad de estos niños", apuntó.

 

De hecho, el documento recoge la historia de Mary, una niña de 17 años no acompañada que, procedente de Nigeria, sufrió el trauma de ser víctima directa de trata infantil durante su viaje de Libia a Italia. Cuando describe al contrabandista convertido en traficante que se ofreció a ayudarla, relata: "Todo lo que él dijo, que nos tratarían bien, que estaríamos seguros, era falso. Era mentira". Mary estuvo atrapada en Libia durante más de tres meses, en los que abusaron de ella. "Me dijo que si no dormía con él no me llevaría a Europa. Me violó", añadió.

 

MÁS DATOS

 

Por otro lado, el informe indica que en 2015 y 2016 hubo 200.000 niños no acompañados que asilo en unos 80 países (170.000 de ellos, en Europa) y 100.000 que fueron detenidos en la frontera de Estados Unidos con México. Los menores separados y solos suponen el 92% de los que llegaron a Italia por mar en 2016 y los primeros meses de 2017.

 

Además, Unicef señala que los niños constituyen cerca de un 28% de las víctimas de trata, con las tasas más altas en África subsahariana (con un 64%) y Centroamérica y Caribe (62%), y que hasta un 20% de los contrabandistas tienen víniculos con redes de trata de seres humanos.

 

"Un único niño solo ya es demasiado y, sin embargo, el número de niños solos todavía es sobrecogedor. Los adultos estamos fallando a la hora de protegerles", aseguró el director ejecutivo adjunto de Unicef, Justin Forsyth, quien añadió: "Los crueles traficantes se aprovechan de su vulnerabilidad en su propio beneficio, ayudan a los niños a cruzar las fronteras para venderlos como esclavos y obligarles a prostituirse. Es intolerable que no estemos defendiendo adecuadamente a los niños de estos depredadores".

 

Antes de la cumbre del G-7 que se celebra el 26 y 27 de mayo en Italia, Unicef pidió a los gobiernos que adopten el plan de acción que ha elaborado para proteger a los niños refugiados y migrantes, y garantizar su bienestar. "Estos niños necesitan un compromiso real por parte de los gobiernos del mundo para que garanticen su seguridad en su viaje. Los líderes que acuden la próxima semana a la reunión del G-7 deberían dirigir sus esfuerzos a ser los primeros en adoptar nuestro plan de acción", apostilló Forsyth.

 

En España, Unicef solicitó al Gobierno que se comprometa también con el plan de acción y tenga una mayor proactividad en los ámbitos europeo y mundial para conseguir que los países entiendan que la protección de los niños migrantes y refugiados es responsabilidad de todos.

 

Los seis puntos del plan son proteger contra la explotación y la violencia a los niños refugiados y migrantes; terminar con las detenciones de los menores migrantes o que solicitan el estatus de refugiados; mantener a las familias unidas; formar a todos los refugiados y migrantes, y darles acceso a servicios de calidad, entre ellos sanitarios; exigir que se actúe sobre las causas subyacentes de los movimientos a gran escala de refugiados y migrantes, y promover medidas para luchar contra la xenofobia, la discriminación y la marginación en los países de tránsito y destino.

Compartir
icono de facebook para compartir icono de facebook para compartir

Comentarios

No hay comentarios asociados a la noticia

Tu comentario

Solidaridad digital financiado por fundación ONCE y Unión Europea