Última actualización: 21/09/2017, 11:16
Solidaridad Digital está elaborado por Inserta

Europa

El 20% de los niños de Oriente Medio y el norte de África necesita ayuda humanitaria

Según datos de Unicef

Servimedia / Madrid- 12/09/2017

Uno de cada cinco niños en Oriente Medio y el norte de África necesita ayuda humanitaria, y más del 90% vive en países afectados por la guerra. Según el último análisis de Unicef, esta región corre el riesgo de perder todos los avances conseguidos en las últimas décadas. "El conflicto sigue robando su infancia a millones de niñas y niños", dijo Jeers Cappelaere, director regional de Unicef.

 

"No se vislumbra el final de estos conflictos y los recursos económicos de las familias están bajo mínimos, por lo que muchas de ellas no tienen más opción que enviar a sus hijos a trabajar o casar a sus hijas demasiado jóvenes", agregó.

 

Además, señala que el número de niños que se une a los combatientes ha aumentado a más del doble. Indicó que casi 12 millones de niños sirios necesitan asistencia humanitaria en ese país y en los países vecinos de acogida (frente al medio millón de 2012), y que unos 2 millones de niños que viven en zonas de difícil acceso o sitiadas en Siria han recibido asistencia humanitaria escasa durante años.

 

MÁS EJEMPLOS

 

En Yemen, los combates han destruido los sistemas de agua y saneamiento, provocando el peor brote de cólera y de diarrea acuosa aguda del mundo, con más de 610.000 casos sospechosos hasta la fecha.

 

Más de la mitad de las instalaciones de salud del país están fuera de servicio y los sistemas de agua están destruidos, con lo que casi 15 millones de personas no tienen acceso a agua potable o a asistencia sanitaria básica.

 

Hay más de 5 millones de niños en Irak que precisan agua, alimentos, refugio y educación, mientras que en la Franja de Gaza, la crisis eléctrica ha reducido el acceso al agua potable en un 30%. Los casos de diarrea entre los niños pequeños se han duplicado en solo tres meses.

 

En definitiva, "los niños de Oriente Medio y África del Norte han sufrido niveles de violencia sin precedentes y han presenciado horrores que nadie debería presenciar. Si la violencia y las guerras continúan, las consecuencias -no solo para la región, sino para el mundo entero- serán graves", concluyó Cappelaere.

Compartir
icono de facebook para compartir icono de facebook para compartir

Comentarios

No hay comentarios asociados a la noticia

Tu comentario

Solidaridad digital financiado por fundación ONCE y Unión Europea