Última actualización: 18/10/2017, 15:02
Solidaridad Digital está elaborado por Inserta

Europa

Save the Children pide elevar a 18 la edad legal para casarse

Como estrategia contra el matrimonio infantil

Redacción / Madrid- 11/10/2017

Save the Children exigió este miércoles reformas legales para que todos los países del mundo eleven a 18 años la edad legal para contraer matrimonio y acabar con cualquier excepción a la norma. En España, el límite se encuentra en 16 años. Según la ONG, esta medida resulta fundamental para combatir el matrimonio infantil. Asimismo, subrayó que cada día más de 20.000 niñas son obligadas a casarse sin haber alcanzado la edad mínima establecida por ley en sus países.

 

Así lo pone de manifiesto la última investigación realizada por Save the Children con motivo del Día Internacional de la Niña, que se celebra este miércoles a nivel internacional.

 

En todo el mundo, unos siete millones de niñas al año son víctimas de matrimonios precoces y más de 100 millones viven en países cuyas leyes no les protegen contra esta práctica.

 

La ONG admitió que un número creciente de Estados ha subido la edad legal del matrimonio o ha eliminado las excepciones en la ley que lo permiten a edades tempranas gracias al consentimiento de los padres o de un tribunal. Sin embargo, "implementar este tipo de leyes supone todavía un gran desafío", admitió.

 

Por eso, reclamó "estrategias nacionales con intervenciones específicas bien diseñadas", sobre todo para conseguir que las niñas permanezcan en la escuela como una alternativa viable al matrimonio.

 

En su estudio, la ONG advierte de que más de dos tercios de los matrimonios infantiles que ocurren en todo el mundo tienen lugar por debajo de la edad mínima permitida por la legislación nacional de cada Estado, lo que demuestra la dificultad de poner fin a esta práctica. Hay que tener en cuenta además que "algunos de estos matrimonios no son uniones formales".

 

"La debilidad de las autoridades y la falta de conexión entre las leyes nacionales y las costumbres religiosas son parte del problema", agrega, pues "las creencias hacen que los líderes tradicionales de estas comunidades apoyen a menudo esta práctica".

 

Para Helle Thorning-Schmidt, CEO de Save the Children Internacional, "las leyes que prohíben esta práctica son un primer paso muy importante, pero millones de niñas vulnerables seguirán estando en peligro a menos que se aborde de forma contundente el problema del matrimonio infantil. Necesitamos cambiar la actitud de las diferentes comunidades para que podamos acabar con esta práctica tan dañina".

 

"Cuanto más tiempo permanezca una niña en el sistema educativo, más probabilidades tendrá de crecer sana, asegurarse un medio de vida y tener hijos sanos que reciban una educación adecuada", concluyó.

Compartir
icono de facebook para compartir icono de facebook para compartir

Comentarios

No hay comentarios asociados a la noticia

Tu comentario

Solidaridad digital financiado por fundación ONCE y Unión Europea