Última actualización: 26/05/2017, 11:31
Solidaridad Digital está elaborado por Inserta

Nacional

Los salarios de los discapacitados siguen siendo inferiores al del resto de trabajadores

Según datos recogidos por Odismet

Cristina Silván/ Luis Enrique Quifez / Madrid- 05/07/2016

Los salarios de las personas con discapacidad siguen siendo inferiores al del resto de trabajadores, según se desprende de los resultados de la encuesta ‘El salario de las personas con discapacidad’, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística, INE, y recogido por Odismet, el Observatorio sobre Discapacidad y Mercado de Trabajo en España de Fundación ONCE. Mientras que en 2013 el salario bruto anual del colectivo se fijaba en 19.138,6 euros, para el resto de la población sin discapacidad ascendía a 22.801,6 euros, lo que supone una diferencia entre ambos grupos de 3.662,4€ bruto/año de diferencia.


A ello, hay que añadir una evolución negativa de este dato, ya que, mientras que en el conjunto de la población  se observa cierta estabilidad en el salario, en el caso de la retribución de las personas con discapacidad se produce una tendencia decreciente, reduciéndose desde 2010 en más de 1.400 euros.


Los grupos más desfavorecidos son: mujeres (17.208,6 euros bruto/año), quienes tienen  contratos temporales (13.059,7 euros bruto/año), los que tienen edades comprendidas entre los 16 y los 29 años (10.555,8 euros bruto/año), las personas con discapacidad intelectual (15.657,5 euros bruto/año), quienes desempeñan su labor en entidades de 1 a 49 trabajadores (15.657,5 euros bruto/año) y los que residen en la zona noroeste de España (18.304,1 euros bruto/año).


Por otro lado, cabe destacar la importancia de la formación entre las personas con discapacidad ya que dicha variable es considerada tradicionalmente como una traba en el colectivo. Las mayores dificultades en el acceso y seguimiento del proceso formativo que afrontan suelen concluir en bajos niveles de cualificación, lo que repercute de manera negativa en sus posibilidades de acceso al empleo e igualmente en sus salarios.


Así, mientras las personas con discapacidad con estudios primarios perciben de media 17.190,2 euros brutos al año, en el caso de quienes cuentan con estudios superiores la cifra se eleva hasta 34.403,1 euros brutos anuales.


El nivel formativo a su vez repercute en el tipo de ocupación al que se puede acceder, de tal manera que, a mayor grado de capacitación, mejor acceso a ocupaciones más especializadas y, en consecuencia, mejores salarios. De este modo, los que desempeñan ocupaciones de baja cualificación reciben salarios medios de 13.906 euros brutos anuales, mientras que los que se desarrollan profesionalmente en ocupaciones de mayor nivel perciben de media 30.966,1 euros brutos al año.

 

Compartir
icono de facebook para compartir icono de facebook para compartir

Comentarios

No hay comentarios asociados a la noticia

Tu comentario

Solidaridad digital financiado por fundación ONCE y Unión Europea