Última actualización: 12/12/2017, 14:03
Solidaridad Digital está elaborado por Inserta

Nacional

Los pobres tienen más riesgo de sufrir un infarto

Algo en lo que influye otras variables sociales

Servimedia / Madrid- 16/03/2017

El nivel socioeconómico influye en el riesgo cardiovascular, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Málaga, del Hospital Universitario Virgen de la Victoria y del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Cardiovasculares.

 

"En el análisis observamos una correlación entre menor Producto Interior Bruto (PIB) y mayor mortalidad por cardiopatía isquémica y enfermedad cerebrovascular, así como un menor número de intervenciones como angioplastias, cirugías o marcapasos", explicó Manuel Jiménez-Navarro uno de los autores de la investigación.

 

El equipo de investigación analizó los datos del PIB per cápita medio durante los años 2005 a 2014 en relación con la mortalidad cardiovascular general, por enfermedad arterial coronaria, insuficiencia cardiaca y accidente cerebrovascular. Asimismo, se estudió la media de intervenciones cardiovasculares por comunidades autónomas.

 

Andalucía es una de las regiones con PIB más bajo de España y, de hecho, supera en 3,5 puntos la media de española de mortalidad cardiovascular general, siendo la comunidad que registró una media superior en el periodo estudiado, al igual que en insuficiencia cardiaca y accidente cardiovascular.

 

"Los resultados del estudio ponen de manifiesto que la riqueza económica de una región podría considerarse uno de los factores que observar en la estimación del riesgo cardiovascular, así como a la hora de establecer medidas preventivas", informaron los investigadores.

 

"Así, se debería añadir a los factores de riesgo cardiovascular tradicionales otras variables sociales, como el grado de cobertura y la calidad del acceso a todos los niveles sanitarios, la estructura del mercado laboral o el nivel educativo, factores todos ellos influidos por el PIB" apuntó el doctor Jiménez-Navarro.

 

El equipo de investigadores que han participado en el estudio forma parte del Ciber de enfermedades Cardiovasculares, dependiente del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), constituido a comienzos de año.

Compartir
icono de facebook para compartir icono de facebook para compartir

Comentarios

No hay comentarios asociados a la noticia

Tu comentario

Solidaridad digital financiado por fundación ONCE y Unión Europea