Compartir en redes sociales

Accesibilidad web

Diseño para todos

31 Oct 2019

Según el primer Índice Smart, promovido por IdenCity

Las capitales de provincia suspenden en accesibilidad de sus web

Servimedia / Madrid

Las páginas web de las capitales de provincia y las ciudades autónomas de España necesitan mejorar en accesibilidad para las personas con discapacidad, según un análisis conjunto recogido en la primera edición del Índice Smart, promovido por IdenCity para analizar el grado de avance de las ciudades inteligentes, esto es, cuando se utiliza la tecnología para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

Ese estudio fue presentado este miércoles en Madrid por Jordi Hereu, presidente de IdenCity y exalcalde de Barcelona; Laura Moreno, directora de la investigación, y Ugo Valentí, director del Smart City Expo World Congress. El acto tuvo lugar en la víspera del Día Mundial de las Ciudades, que se celebrará este jueves.

Moreno se encargó de adelantar los resultados del estudio, que será presentado oficialmente el próximo 19 de noviembre en Barcelona en el marco de la novena edición del Smart City Expo World Congress. Posteriormente, se enviará a los ayuntamientos implicados. Es el primero de otras investigaciones similares, que ampliarán el abanico a municipios de más de 50.000 habitantes.

El trabajo, el primero de su tipo en España y en el que ha colaborado la Fundación ONCE, examina el nivel de desarrollo inteligente de 53 ciudades españolas (50 capitales de provincia, las dos ciudades autónomas y San Cugat del Vallès) a partir de 110 indicadores agrupados en 17 categorías y 5 dimensiones.

A partir de 34 referencias internacionales sobre esta temática, el estudio sitúa la calidad de vida de las personas en el centro e incluye la perspectiva de la accesibilidad en todas las dimensiones. "Una ciudad inteligente es accesible o no será", comentó Moreno.

DIMENSIONES

Las dimensiones son la sociedad inteligente (con 24 indicadores de categorías como adopción tecnológica, educación, igualdad e inclusión, y ciberseguridad), economía inteligente (26 indicadores sobre digitalización de las empresas, interacción digital entre empresas y administraciones públicas, desempeño económico del sector de alta tecnología y ecosistema de innovación), sostenibilidad y medio ambiente (13 indicadores sobre gestión sostenible de residuos e inversión e innovación para la protección medioambiental), gobernanza (18 indicadores sobre visión y estrategia inteligente, gobierno electrónico, participación ciudadana y transparencia y rendición de cuentas) e infraestructuras y servicios de movilidad urbana (29 indicadores sobre servicios de movilidad, infraestructura urbana inteligente e infraestructura de soporte para la conectividad).

Una vez obtenidos los datos, los investigadores trataron la información y la homogeneizaron, antes de 'semaforizar' los resultados con una escala de 0% a 100%. Y otorgaron una 'foto fija' de las fases en que se encuentran las localidades analizadas en función de su rendimiento como ciudades inteligentes: exploración, implicación, desarrollo y consolidación.

PUNTUACIONES MEDIAS

La puntuación media global de las 53 ciudades analizadas es del 45,6%, con lo que, como destacó Moreno, "queda mucho trabajo por hacer" porque "hay un potencial de duplicar el estado inteligente" de los municipios que son capitales de provincia o ciudad autónoma. Además, cerca del 80% de las capitales de provincia se encuentran en las fases de implicación y desarrollo.

Por dimensión, la nota promedio es del 46,9% en sociedad inteligente; 47,0% en economía inteligente; 45,3% en sostenibilidad y medio ambiente; 42,0% en gobernanza, y 41,2% en infraestructuras y servicios de movilidad urbana.

En cuanto a la accesibilidad digital, la nota media es de un 36,64% en las webs municipales. "Los portales son muy poco accesibles para las personas que tienen algún tipo de discapacidad. Es necesario salvar esa brecha y para eso necesitamos un compromiso claro de las ciudades", comentó Moreno.

Por su parte, Jordi Hereu recalcó que el estudio parte de la "convicción" de que "cualquier ciudad del mundo, y también en España, tiene el derecho y casi el deber de impulsar una estrategia de 'smart city'", y se mostró convencido de que ese "observatorio urbano" auspiciado por IdenCity se convertirá en "un referente internacional".

Hereu enumeró seis conclusiones fundamentales del estudio. Una de ellas es que "la irrupción de la tecnología digital puede ser un motivo de mejora de la inclusión social o para abrir nuevas brechas", y defendió el "principio de accesibilidad universal" para que todas las personas puedan disfrutar de los servicios que ofrecen los municipios. "Lo digital puede ser una fuente de grandes oportunidades para la inclusión, pero si no hay una estrategia puede ser una fuente de nuevas brechas", comentó.

Otras conclusiones son que todas las localidades analizadas intentan avanzar para convertirse en ciudades inteligentes, que hay un mejor rendimiento en la dimensión de sociedad inteligente, que se puede duplicar el potencial de mejora de desarrollo inteligente en los próximos años, que los peores resultados están en gobernanza e infraestructuras y servicios de movilidad urbana, y que el 80% de los municipios examinados se encuentra en las fases de implicación y desarrollo.

Por último, Ugo Valentí recalcó que "España es un referente en todo el mundo en ciudades inteligentes" porque se han puesto en marcha "iniciativas muy poderosas" para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos a través de la tecnología.

Etiquetas