Compartir en redes sociales

e.luis

Exposición

14 Mar 2019

La muestra, que recoge pinturas y esculturas de e.luis, aborda el tema de las relaciones personales desde una óptica artística

Fundación ONCE inaugura hoy ‘Entra sin llamar’, una exposición sobre la figura humana

Servimedia / Madrid

La Sala Cambio de Sentido de Fundación ONCE, en Madrid, acoge desde hoy hasta el próximo 17 de mayo ‘Entra sin llamar', una muestra de pinturas y esculturas del granadino Emilio Luis Fernández Garrido, e.luis, que representa la figura humana desde una óptica personal e íntima.

La exposición se inaugura este jueves a las 18.30 horas en un acto que está previsto que cuente con la presencia de Mercè Luz, jefa del departamento de Cultura y Ocio de Fundación ONCE.

e.luis, licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Granada y con discapacidad física, concibe la creación artística como una representación de la figura humana desde un punto de vista personal e íntimo en el que subyacen actitudes morales que afectaron y afectan a la sociedad de ayer y de hoy.

Desde esta perspectiva, y tal y como lo ve el crítico de arte Bernardo Palomo, el leitmotiv de su obra está en las relaciones personales y en estas relaciones con la transformación de su propio cuerpo como sujeto y objeto y con la relación con la Madre Tierra, “la Tierra de sus orígenes, de sus ancestros”.

“La pintura de e.luis expone, de forma sutil y entrañable, un complejo proyecto de vida. Su realidad artística mira de reojo a una existencia ampliamente marcada para quitarle sus extremos perfiles y hacer patente la fuerza con que burla su hostil proceso”, reflexiona Palomo. Y prosigue: “Su pintura está conformada con mínimos pasos que nos llevan a adentrarnos por un horizonte de infinitas perspectivas”.

En este horizonte aparecen dibujos que ocupan una única masa corpórea acompañada de tramas que simulan las sillas de anea, las escaleras imposibles y los iconos representativos del hombre y la mujer. “Dibujos que son pequeñas formas corpóreas para formar masas que aparentemente se fragmentan y que forman un todo”, apunta el crítico. Y alude a un elemento importante dentro de la figura humana del artista: el pie, en tanto que “icono que nos une a la Tierra y sirve de soporte en el caminar nómada de la vida”.