Compartir en redes sociales

Imagen de un encuentro de fútbol americano

27 Ene 2009

El dispositivo de Softeq, permite a los visitantes ciegos escuchar una audio-descripción de esta escena, mientras que los que tienen discapacidad auditiva podrán oir los diálogos al volumen que precisen

El museo del equipo de fútbol americano New England Patriots mejora su accesibilidad

Servimedia / Madrid

El museo del equipo de fútbol americano New England Patriots, con sede en Foxboro (Massachusetts), será más accesible para sus visitantes con discapacidad visual y auditiva, según informa el diario "Boston Globe" en su edición on-line.

El museo del equipo de fútbol americano New England Patriots, con sede en Foxboro (Massachusetts), será más accesible para sus visitantes con discapacidad visual y auditiva, según informa el diario "Boston Globe" en su edición on-line.

A partir de esta semana, dicho museo ofrecerá a sus visitantes unos mini-ordenadores, desarrollados por la compañía Softeq de Houston, que les permitirán escuchar explicaciones en audio de los objetos expuestos, o leerlas en su pantalla.

Mediante señales infrarrojas procedentes de unos emisores colocados en el techo, dichos aparatos captan el movimiento de los usuarios y activan las explicaciones en audio o texto correspondientes a la zona de la exposición que están visitando que les facilitarán su comprensión.

En el museo se pueden ver imágenes de las mejores jugadas de las tres victorias obtenidas por los Patriots en la Super-Bowl (el campeonato nacional de la liga de fútbol profesional estadounidense) en pantallas panorámicas, así como los balones utilizados en distintas competiciones, uniformes y objetos personales de los jugadores.

También ofrece una escenificación de la preparación de una jugada con figuras a tamaño real de destacados jugadores del equipo, en la que el visitante puede escuchar las instrucciones que el "quarterback" Tom Brady da a sus compañeros de equipo.

El dispositivo de Softeq, permite a los visitantes ciegos escuchar una audio-descripción de esta escena, mientras que los que tienen discapacidad auditiva podrán oir los diálogos al volumen que precisen a través de auriculares, y los sordos leerlo en formato texto.

La audio-descripción y subtítulos han corrido a cargo de la cadena pública de radiodifusión de Boston WGBH, pionera en estas tecnologías, que empezó a utilizarlas en la década de los 70.