Compartir en redes sociales

Barak Obama

26 Ene 2009

Su objetivo es mejorar la educación y las oportunidades de empleo, luchar contra la discriminación y favorecer la autonomía

La discapacidad será una prioridad en la agenda política de Obama

Servimedia / Madrid

La discapacidad ocupa un lugar destacado en la agenda política del nuevo presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que puede consultarse en la página web de la Casa Blanca ("http://www.whitehouse.gov Abre nueva ventana").

La discapacidad ocupa un lugar destacado en la agenda política del nuevo presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que puede consultarse en la página web de la Casa Blanca ("http://www.whitehouse.gov Abre nueva ventana").

El plan de Obama en esta materia tiene por objetivo mejorar la educación y las oportunidades de empleo, luchar contra la discriminación y favorecer la autonomía, y dedica un capítulo especial al apoyo a personas con autismo.

Para ello, se propone incrementar la financiación de la Ley para la Educación de las Personas con Discapacidad (IDEA), con el fin de posibilitar la detección e intervención temprana en los casos de niños con necesidades educativas especiales.

Otro de sus objetivos es poner la universidad al alcance de un mayor número de personas con discapacidad, para lo que se realizará un estudio sobre la transición de estos alumnos de la educación secundaria a la universitaria.

La administración Obama también pretende incrementar los fondos necesarios para la aplicación de las medidas contenidas en la Ley de los Americanos con Discapacidad, legislación para la igualdad de oportunidades y la lucha contra la discriminación en Estados Unidos.

En el ámbito de la salud, su objetivo es garantizar una asistencia sanitaria de calidad, accesible y asequible a personas con discapacidad, y mejorar la atención para las dolencias mentales.

Para promover la integración laboral de las personas con discapacidad, tanto en el sector privado como en el público, proporcionará ayudas para la adaptación de los puestos de trabajo, mejorará los beneficios fiscales para las empresas que contraten a estos trabajadores y apoyará a los emprendedores con discapacidad.

Asimismo, la agenda de Obama prevé prestar apoyo a las personas con discapacidad para que puedan elegir entre vivir de forma autónoma o hacerlo en residencias u otras instituciones sanitarias.

En lo que se refiere al autismo, el nuevo presidente promete destinar más fondos a la investigación de sus causas y a su diagnóstico y tratamiento temprano, y proyecta ofrecer exámenes a todos los niños de 2 años, con el fin de detectar ésta y otras discapacidades.