Compartir en redes sociales

Logo

9 Feb 2009

La discriminación en el empleo, anotada en la agenda

VIII Reunión Regional Europea de la OIT

N.Domínguez / Madrid

A lo largo de esta semana la Comisión Europea (CE) planteará una larga lista de cuestiones relativas a la repercusión de la crisis económica en el marco laboral. Lo hará durante la celebración, en Lisboa, de la Octava Reunión Regional Europea de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

A lo largo de esta semana la Comisión Europea Abre nueva ventana (CE) planteará una larga lista de cuestiones relativas a la repercusión de la crisis económica en el marco laboral. Lo hará durante la celebración, en Lisboa, de la Octava Reunión Regional Europea de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) Abre nueva ventana.

El Comisario Spidla, representante de la CE, resaltará el énfasis en el empleo del plan de recuperación de la UE y la cooperación de la Unión con la OIT para promover el programa en favor de un trabajo digno, también en los países vecinos de la UE.

Esta octava reunión se centrará particularmente en temas clave, como contexto económico y situación del empleo, nuevos retos salariales, derechos fundamentales en el trabajo, flexiguridad, diálogo social y calidad de la vida laboral/protección social, además de la discriminación por sexo, raza o discapacidad.

La Reunión Regional, que reúne a 51 Estados europeos y de Asia Central, está organizada por la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Cada cuatro años, la reunión regional europea reúne a los agentes políticos, económicos y sociales de los países de la región. Esta estructura tripartita da una legitimidad particular a las conclusiones conjuntas de la reunión.

La crisis financiera y económica global hace más difícil el contexto en favor de un trabajo digno en Europa y Asia Central, señala la Comisión en nota de prensa. Al mismo tiempo, la CE está convencida de que la promoción de los objetivos de un trabajo digno constituye un factor importante para hacer frente a la crisis y garantizar una recuperación sostenible.

Por lo que se refiere a la UE, a finales de enero estará disponible una actualización de los últimos avances relacionados con la crisis financiera y económica, así como un estudio de los paquetes de medidas aplicadas por los distintos países para atenuar su impacto adverso.

La Agenda Social Europea pone especial énfasis en la contribución de la UE a la consolidación de la dimensión social de la globalización, de lo que forman parte integrante los esfuerzos para promover el trabajo digno para todos presentes en las distintas políticas externas e internas de la UE (tales como desarrollo, cooperación exterior, comercio, ampliación y relaciones exteriores bilaterales y multilaterales).

El trabajo digno se basa en 4 pilares que requieren un enfoque integrado: empleo productivo y libremente elegido, derechos en el trabajo que incluyan las normas laborales básicas, protección social y diálogo social, integrando la perspectiva de género en todos los pilares.

El programa en favor de un trabajo digno está estrechamente relacionadlo con la aplicación de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), entre los que se ha reconocido el logro del 'pleno empleo productivo y del trabajo digno para todos' como objetivo desde 2006.

La UE está cooperando con organizaciones internacionales, en especial con la OIT y la ONU, para garantizar una consideración efectiva a todos niveles del trabajo digno y los problemas relacionados con el mismo.