Compartir en redes sociales

Leproso

Salud

28 Ene 2019

En España se notificaron seis casos en 2018

Cerca de 600 personas son diagnosticadas de lepra cada día en el mundo

Servimedia / Madrid

Cerca de 600 personas son diagnosticadas de lepra cada día, una cada minuto y medio y casi 50 de ellas son niños. Así lo puso de manifiesto Anesvad con motivo del Día Mundial contra la Lepra que se conmemoró este domingo en torno a una enfermedad “muy presente” a pesar de que “resuene con ecos del pasado remoto” y de los “significativos avances” detectados desde la introducción de un tratamiento eficaz y gratuito hace casi 25 años.

Según datos de la ONG, en 2017, año del que se tienen las últimas referencias, hubo 210.671 casos en el mundo lo que representa un descenso del 3,3% respecto al año anterior.

Para sensibilizar a la sociedad sobre la importancia de acabar con esta enfermedad y contribuir a reducir el estigma que lleva asociado la organización ha realizado dos vídeos “didácticos”. En ellos se explica, de forma “accesible, clara y concisa” en qué consiste la enfermedad, cómo se transmite y qué secuelas tiene cuando no se trata de forma precoz.

Anesvad inició en 1970 sus primeros proyectos de lucha contra la lepra en la isla de Culión, Filipinas, que llegó a ser la mayor colonia del mundo para personas enfermas ya que en ella vivían más de 16.000 afectados. A pesar de ello, en 1988 la zona se declaró como lugar libre de lepra.

Desde entonces, la organización ha desarrollado su actividad en torno a esta enfermedad en países como Vietnam, Ecuador o la India.

ESTIGMA

Anesvad denunció que existen dos colectivos “especialmente vulnerables”, como son la población infantil y las mujeres.

En relación a la población infantil, la discapacidad asociada y el rechazo que generan los signos visibles de la lepra “limitan definitivamente sus posibilidades de empoderamiento”.

Por su parte, las mujeres que padecen lepra “deben sumar el estigma de esta enfermedad a la habitual discriminación que sufren en unos contextos sociales y culturales adversos”.

La entidad puntualizó que, a pesar de la creencia popular, se trata de una enfermedad muy poco contagiosa, ante la que la mayor parte de la población presenta una "fuerte inmunidad natural".

Los grandes focos de prevalencia de la enfermedad son África Subsahariana, India y Brasil. "El reto ahora es lograr su erradicación definitiva en todo el mundo para el año 2020", concluyó Anesvad.

ESPAÑA

En 2018 se notificaron al Registro Estatal de Lepra del Instituto de Salud Carlos III-Centro Nacional de Epidemiología seis nuevos casos de lepra en España, que se registraron en Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana, Extremadura, Galicia y Madrid.

Al finalizar el año había 18 personas en tratamiento, cuatro de ellas en Cataluña, dos en Andalucía, Castilla-La Mancha, Galicia y Madrid, y una en Canarias, Castilla y León, Comunitat Valenciana, Extremadura, Navarra y País Vasco.

Así lo confirmó la Fundación Fontilles a través de un comunicado en el que añadió que, a nivel global y según datos recopilados por la OMS, en 2017 aumentaron las recaídas, aparecieron los primeros casos de resistencia al tratamiento y continuaron existiendo altas tasas de discapacidades asociadas y de detección en niños.

En concreto, las recaídas aumentaron en un 12,4%, al pasar de 2.844 en 2016 a 3.192 en 2017, lo que supone a su vez un incremento del 143,3% respecto a las 1.312 comunicadas en 2014, el año con menos registros.

A su vez, se detectaron 16.979 casos en menores de catorce años, un 8,1% del total, “lo que indica la continuidad de la transmisión en las comunidades empobrecidas”, según la fundación.

Por su parte, las personas afectadas que presentaron discapacidades visibles en el momento de la detección ascendieron a 12.189, el 5,8% de las nuevas detecciones y la tasa de discapacidad se situó en 1,6 casos por millón, pese a que la Estrategia Mundial contra la Lepra 2016-2020 contempla rebajarla a menos de uno por millón.

EVOLUCIÓN

Según apuntó Fundación Fontilles, la lepra avanzó “de forma absoluta” en cinco de las seis regiones en las que se estructura la OMS, con un 25% en el Mediterráneo Oriental, donde se ha pasado de 2.834 nuevos casos en 2016 a 3.550 en 2017; un 6,4% en América, que pasa de registrar 27.356 a 29.101 en el mismo periodo; un 5,3% en África, con una variación de 19.384 a 20.416; un 4,3% en el Pacífico Occidental, que pasó de 3.914 a 4.084 y en Europa, de 32 a 33 casos.

Asimismo, según alertó la directora de Sensibilización y Voluntario de la entidad, Yolanda Sanchis, en 2017 se dejaron de detectar alrededor de 190.000 casos.

Con motivo del Día Mundial contra la Lepra, que se instauró en 1954, Fundación Fontilles impulsa este año la campaña 'Tu ayuda cambia vidas', con la que pretende sensibilizar sobre la necesidad de la detección precoz de la enfermedad y su tratamiento temprano para mejorar la calidad de vida de las personas afectadas.

Para Sanchis, curar la lepra “no es suficiente, tenemos que tratar las discapacidades y mejorar las condiciones de vida de las personas afectadas”.

Junto a ello también consideró imprescindible identificar los casos, diagnosticarlos y tratarlos “lo antes posible”, además de informar y sensibilizar “para acabar con el estigma que marca la vida de las personas afectadas y les impide romper el círculo de enfermedad y pobreza".

La Fundación Fontilles es la entidad española referente en la lucha contra la lepra desde la apertura en 1909 del sanatorio San Francisco de Borja en el municipio de la Vall de Laguar en el que a lo largo de su historia recibieron atención 3.000 pacientes.

En la actualidad desarrolla 27 proyectos de cooperación internacional en once países de los que se beneficiarán 400.000 personas durante este año.

Etiquetas