Compartir en redes sociales

Carbón

Medio ambiente

5 Jun 2019

"Necesitamos una economía verde, no una economía gris", apunta Guterres

La ONU pide dejar de subvencionar combustibles fósiles y de construir centrales de carbón

Servimedia / Madrid

Así lo indica Guterres en un mensaje difundido con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra este miércoles bajo el lema 'Contaminación del aire', que pretende ser una llamada a la acción para ayudar a combatir un grave problema que afecta a millones de personas en todo el mundo.

Guterres indica en su mensaje, recogido por Servimedia, que se calcula que nueve de cada 10 personas en el planeta están expuestas a unos niveles de contaminación atmosférica que superan los de las directrices sobre la calidad del aire marcadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS). "Como consecuencia, nuestra esperanza de vida es menor y algunas economías se están viendo perjudicadas", añade.

Subraya que las muertes y enfermedades derivadas de este tipo de contaminación se deben a "unas partículas diminutas que penetran en nuestro organismo cada vez que respiramos" y que son producto, entre otras cosas, de la combustión de los combustibles fósiles usados en el transporte, la industria química y minera, la quema de residuos al aire libre o el empleo de combustibles 'sucios' para cocinar y calentar hogares.

El aire contaminado se cobra la vida de unos siete millones de personas cada año, ocasiona problemas de salud de largo plazo, como el asma, y frena el desarrollo cognitivo de los niños. Según el Banco Mundial, la contaminación del aire cuesta a la sociedad más de cinco billones de dólares cada año", apostilla.

Además, Guterres recalca que muchos de esos contaminantes atmosféricos contribuyen al calentamiento del planeta, como el carbono negro que producen los motores diésel y las cocinas que emplean combustibles 'sucios', así como la quema de desechos. "Reducir las emisiones de este tipo de sustancias no sólo mejorará nuestra salud, sino que podría aminorar el calentamiento global en hasta 0,5ºC en los próximos decenios", añade.

Guterres indica que hacer frente a la contaminación del aire supone "una oportunidad doble" porque se ha demostrado que "hay muchas maneras de limpiar el aire y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a un mismo tiempo, como prescindir de las centrales eléctricas de carbón o favorecer las industrias, los medios de transporte y los combustibles de uso doméstico que son menos contaminantes". "El uso cada vez más habitual de las energías limpias, gracias a que cada año invertimos más en fuentes renovables que en combustibles fósiles, resulta de gran ayuda. Los medios de transporte menos contaminantes son también cada vez más habituales en todo el mundo", reitera.

Por todo ello, Guterres sentencia: "La crisis a la que nos enfrentamos actualmente merece el mismo grado de atención. Es hora de actuar con contundencia. Mi mensaje a los gobiernos es claro: gravar la contaminación, dejar de subvencionar los combustibles fósiles y dejar de construir nuevas centrales de carbón. Necesitamos una economía verde, no una economía gris".

TERESA RIBERA

Por otro lado, la ministra para la Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera, ha criticado la "demagogia" de algunos líderes políticos que pueden alcanzar altas responsabilidades en comunidades autónomas o ayuntamientos indicando que "no tiene gracia vivir en un atasco" y que lo prioritario es repirar aire no contaminado.

Ribera hizo esta consideración en un mensaje difundido con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente. "Cuando hablamos de medio ambiente no solamente hablamos del planeta, hablamos de nuestra supervivencia, de nuestra prosperidad, de lo que más queremos, de nuestra vida", comenta, antes de añadir que desde el año pasado hay "una ola mundial" de jóvenes que recuerda cada viernes que "se ha acabado" el tiempo de los discursos y hay que pasar de las "palabras amables" a la acción. "Es la hora de actuar. El Día Mundial del Medio Ambiente debe convertirse en el día mundial de la acción ambiental", agrega.

Ribera subraya que esta celebración coincide con la próxima constitución de ayuntamientos y comunidades autónomas tras las elecciones del pasado 26 de mayo. "Llega el momento de romper de una vez por todas con la demagogia que nos lleva a decir cosas que están fuera de la responsabilidad elemental que hay que pedir a las personas que representan a las instituciones públicas y que, al contrario, deben velar por la calidad de vida de los ciudadanos", indica.

Por ejemplo, la candidata del PP a la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, dijo durante la pasada campaña electoral que "los atascos a las tres de la mañana un sábado hacían a Madrid especial".

"Nos enfrentamos a una emergencia ecológica en la que confluyen distintas amenazas conectadas entre sí: la amenaza del cambio climático y de una extinción masiva de especies, la sexta extinción, según nos recordó hace poco el Ipbes, o la amenaza que supone para nuestra salud respirar y vivir en entornos contaminados. No tiene gracia vivir en un atasco, queremos vivir respirando aire puro", sentencia Ribera.

La ministra recalca que "la emergencia ecológica tiene implicaciones en la estabilidad económica", que debe integrar "razonablemente los límites ambientales del planeta", por lo que aboga por "recuperar la defensa del medio ambiente como eje central de la actividad transversal" de todas las administraciones.

"Necesitamos una Ley de Cambio Climático en España. Confiamos en que el nuevo Parlamento con las distintas fuerzas políticas, todas ellas defendiendo la necesidad de actuar contra el cambio climático, trabajen para que ese texto sea una realidad en los próximos meses", concluye.