Compartir en redes sociales

Madre con su hijos

Infancia

5 Abr 2019

Dato de Unicef

Más de 19 millones de niños en Bangladesh, en peligro por el cambio climático

Servimedia / Madrid

Las vidas de más de 19 millones de niños en Bangladesh están en peligro debido al cambio climático, que causa inundaciones, tormentas, sequías y otros fenómenos climáticos extremos. Así lo pone de manifiesto el informe 'Una tormenta que se avecina: el cambio climático nubla el futuro de los niños en Bangladesh', publicado este viernes por Unicef, que pide medidas urgentes para proteger a los menores.

Según este trabajo, la topografía plana, la densa población y la infraestructura débil del país "lo hacen especialmente vulnerable a las fuerzas poderosas e impredecibles del cambio climático. La amenaza se siente desde las inundaciones y las tierras propensas a la sequía en el norte del país, hasta su costa devastada por la tormenta a lo largo de la Bahía de Bengala".

Alrededor de 12 millones de los niños más afectados viven en el entorno de los sistemas de los ríos más grandes que recorren Bangladesh, que se desbordan regularmente.

De hecho, las inundaciones recientes más graves del río Brahmaputra en 2017 inundaron al menos 480 clínicas de salud comunitarias y dañaron unos 50.000 pozos, esenciales para satisfacer las necesidades de agua potable de las comunidades rurales.

Unicef agrega que otros 4,5 millones de menores viven en zonas costeras afectadas regularmente por ciclones de gran alcance, incluyendo casi medio millón de niños rohingya refugiados que viven en frágiles refugios de plástico y bambú.

A ello hay que sumar 3 millones de niños en el interior, donde las comunidades agrícolas sufren crecientes periodos de sequía.

Según el informe, el cambio climático es un factor clave que provoca que los habitantes más pobres de Bangladesh abandonen sus hogares y comunidades para tratar de reconstruir sus vidas en otros lugares. Muchos se dirigen a Dhaka y otras ciudades importantes, donde los niños corren el riesgo de caer en formas peligrosas de trabajo o en matrimonios tempranos. Además, cita investigaciones que muestran que Bangladesh ya tiene 6 millones de migrantes climáticos, un número que podría duplicarse en 2050.

"Cuando las familias migran de sus hogares en el campo debido al cambio climático, los niños pierden su infancia", señaló el representante de Unicef en Bangladesh, Edouard Beigbeder. El estudio refleja que "si bien Bangladesh ha desarrollado admirables poderes de resiliencia, se necesitan urgentemente más recursos y programas innovadores para evitar el peligro que representa el cambio climático para los ciudadanos más jóvenes del país".

Desde principios de la década de los 90, la inversión y acción en la preparación para desastres y en la reducción de riesgos han hecho que las comunidades vulnerables en Bangladesh sean más resistentes a los peligros del cambio climático. Así se logró, por ejemplo, la reducción drástica de la tasa de mortalidad causada por los ciclones en las últimas décadas.

Por ello, Unicef hizo un llamamiento a la comunidad internacional y a otros aliados para apoyar al Gobierno de Bangladesh en la protección de los niños y limitar el impacto de los fenómenos climáticos en los servicios públicos.

Etiquetas