Compartir en redes sociales

Mujer con discapacidad

Violencia machista

26 Nov 2018

Y denuncia su invisibilización

Cermi Mujeres alerta del mayor riesgo que tienen las niñas con discapacidad de sufrir violencia

Servimedia / Madrid

La Fundación Cermi Mujeres (FCM) alerta del mayor riesgo que tienen las niñas con discapacidad de sufrir diferentes tipos de violencia y denuncia la falta de visibilidad de esta realidad y la escasa credibilidad que se les da en muchas ocasiones.

Así lo recoge la FCM en el manifiesto que ha elaborado con motivo de la conmemoración este domingo del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. La entidad ha redactado el documento con un lenguaje claro, sencillo y directo, de modo que pueda ser comprendido, leído y utilizado por las propias niñas con discapacidad en primera persona.

“Sabemos que la violencia contra la infancia es uno de los problemas sociales más invisibles en la actualidad; otro muy grave es la violencia que sufren las mujeres, y también sabemos que por tener una discapacidad tenemos un riesgo mayor de padecer esta violencia”, afirma la FCM, que advierte de que “aunque hay leyes de infancia y otras leyes que quieren protegernos, también hay leyes que no nos defienden. Las niñas con discapacidad somos niñas invisibles y olvidadas”.

TRATADOS INTERNACIONALES

El manifiesto recuerda que en España residen más de 50.000 niñas que tienen algún tipo de discapacidad, y que existen tratados internacionales que obligan a los Estados parte a proteger sus derechos humanos y fundamentales; a garantizar que se escuche su opinión sobre todo lo que les afecta y teniendo en cuenta su edad; garantizar asistencia adecuada a cada tipo de discapacidad y edad, y asegurar que puedan mantener su fertilidad sin ser sometidas a esterilizaciones forzadas. Entre estos tratados se encuentraN la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad y la Convención de los Derechos del Niño.

“Todo el mundo nos protege más de lo que necesitamos:en casa, en el colegio, en todas partes… Pero nadie nos ayuda de verdad a crecer y a convertirnos en mujeres independientes”, expone la FCM. En todo caso, precisa que “lo peor de todo es la violencia sexual que sufrimos, muchas veces incluso por quienes están a nuestro lado, que nos engañan fácilmente y dicen que mentimos y que les provocamos”.

En suma, la FCM reclama que se escuche la voz de las niñas con discapacidad; que se erradique por completo la esterilización y se impulse una adecuada educación sexual y sobre el autocuidado; apostar por una mayor formación de las familias y profesionales que tienen que cuidarlas, y crear espacios para que puedan participar en las organizaciones que las representan.