Compartir en redes sociales

Médica

Violencia

14 Mar 2019

Las urgencias de los hospitales es el lugar en el que más agresiones se producen

El 59% de los médicos agredidos en 2018 eran mujeres, récord histórico

Servimedia / Madrid

Los profesionales de la medicina sufrieron el año pasado 490 agresiones, de las cuales el 59% corresponden a médicas, récord histórico desde que se recogen estas conductas y un 7% más que en 2017, según los datos aportados este jueves por el Observatorio Nacional de Agresiones de la Organización Médica Colegial (OMC), que también informa de que las agresiones descendieron un 4,8%.

De los 490 casos de violencia detectados en 2018 por la OMC, el 14% conllevaron lesiones, un 35%, insultos y el 51%, amenazas. El 85% de las agresiones se produjeron en el sector público, en concreto más de la mitad, el 52%, en Atención Primaria y el 23% en hospitales, aunque si se tiene en cuenta el número de consultas realizadas al año, el área donde son más frecuentes las agresiones es en las urgencias hospitalarias.

El mayor porcentaje de agresores corresponde a los propios pacientes, un 70%. En cuanto a las causas de las agresiones, el 46% se producen por discrepancias en la atención medica; el 11,4% por el tiempo en ser atendido; el 11,1% por no recetar lo pedido y el 10,3% por no dar la baja. Desde que empezó a funcionar el Observatorio Nacional de Agresiones de la OMC, hace ocho años, ha registrado un total de 3.919 agresiones a médicos.

Del total de agresiones, en el 14% de los casos provocaron lesiones, de las cuales el 40% fueron físicas y el 60% psíquicas. Además, el 17% conllevaron baja laboral, cifra superior al 12% del año pasado.

Por comunidades, las que han registrado un mayor número de agresiones denunciadas en los Colegios han sido Andalucía (124); Madrid (85) y Cataluña (61), aunque la incidencia mayor por 1.000 colegiados se ha producido en Melilla, Cantabria, Extremadura y Andalucía.

Respecto a las resoluciones judiciales, hubo 93 sentencias sobre agresiones, de las que el 64% fueron consideradas como delito leve. El 77,9% fueron condenatorias. Según el tipo de condena, el 46,3% fueron multas y el 20,6% acarrearon privación de libertad.

En el acto de presentación de estas cifras se encontraba Emilio Fernández, viudo de la doctora María Eugenia Moreno, asesinada hace 10 años en Moratalla (Murcia) por un paciente y que según el presidente de la OMC, el doctor Serafín Romero, fue el "motor que nos llevó a impulsar la creación del Observatorio de las Agresiones".

Fernández narró su tragedia, "teníamos un niño de dos años, éramos felices y todo se truncó cuando fue asesinada". Reconoció que "por lo menos su muerte ha servido para concienciar a la sociedad y para crear el Observatorio de la OMC" pero denunció que ni la Consejería de Sanidad de Murcia ni la Justicia habían sido honestos con la muerte de su esposa.

También asistió a la rueda de prensa Francisco José Benítez, médico agredido an Alcalá de los Gazules (Cádiz) que reconoció como los médicos "tenemos miedo por nosotros y por nuestras familias" y como después de haber sufrido la agresión "no he podido volver a ese pueblo".

Etiquetas