Compartir en redes sociales

Mujer

Política económica

10 Jun 2019

Un 6,8% en los últimos siete años

La base de cotización de las mujeres crece a mayor ritmo que la de los hombres

Servimedia / Madrid

La base media de cotización de las mujeres afiliadas a la Seguridad Social creció un 6,8% en los últimos siete años, mientras que la de los hombres lo hizo un 5,9%. No obstante, la diferencia todavía es superior a 300 euros. Así se desprende de datos del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social consultados por Servimedia, que comparan la base media de cotización del Régimen General de mujeres y hombres de enero de 2019, último dato del que se dispone, con el mismo mes de 2012, en plena crisis.

En concreto, la base media de cotización de las afiliadas al Régimen General se situaba en 1.477,2 euros en enero de 2012, y pasó a 1.578,3 euros en el mismo mes de este año, lo que supone un incremento del 6,8%.

En el caso de los hombres, su base media se situó en 1.814,4 euros en 2012 y subió hasta los 1.922 euros este año, reflejando un incremento del 5,9%.

Sin embargo, la diferencia entre mujeres y hombres se mantiene por encima de los 300 euros, siendo de 337,2 euros en enero de 2012 e incluso subiendo a los 343,7 euros en enero de 2019. Pese a que la base media de cotización de las mujeres crece más que la de los hombres, las cifras evidencian que el ritmo todavía no es lo suficientemente elevado para reducir esa brecha en la cuantía.

Otros datos que ofrece el Ministerio consultados por Servimedia se refieren a la brecha de género en las nuevas pensiones. Si en abril de 2012, las nuevas altas de mujeres pensionistas se situaban en 748,01 euros, en el mismo mes de este año alcanzan los 911,82 euros, lo que representa un aumento del 21,9%. Mientras, las nuevas altas en los hombres han aumentado en estos siete años un 1,1%, pasando de los 1.197,39 euros de 2012 a los 1.210,67 de 2019.

En este caso, la diferencia en cuantía entre las nuevas altas de hombres y mujeres se ha reducido, puesto que en abril de 2012 era de 449,38 euros, favorables a los hombres, y en abril de 2019 fue de 298,85 euros, reduciéndose un tercio.