Compartir en redes sociales

Logo Feaps

19 Ene 2009

El imputado tendrá que abonar 10 euros durante 20 días, cantidad que ha sido estipulada en función de su capacidad económica

Condenado el dueño de una tetería en Huelva por negarse a atender a un grupo de discapacitados intelectuales

L.Gil / Huelva

El juzgado de Instrucción número 2 de la Audiencia Provincial de Huelva ha condenado por una falta de vejación injusta a pagar una multa de 200 euros al dueño de la tetería 'Alhambra', ubicada en la capital onubense "al negarse a atender a un grupo de personas con discapacidad intelectual".

El juzgado de Instrucción número 2 de la Audiencia Provincial de Huelva ha condenado por una falta de vejación injusta a pagar una multa de 200 euros al dueño de la tetería 'Alhambra', ubicada en la capital onubense "al negarse a atender a un grupo de personas con discapacidad intelectual".


Según informó a Solidaridad Digital Torcuato Recover, abogado de Feaps Andalucía Abre nueva ventana, el imputado tendrá que abonar 10 euros durante 20 días, cantidad que ha sido estipulada en función de su capacidad económica.

En el juicio, el letrado de la Acusación citó el reciente texto de la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad, aprobado por Naciones Unidas, que sanciona cualquier tipo de discriminación y reafirma el derecho a la igualdad y la dignidad de estas y obliga a los estados partes a impedir cualquier conducta que lesiones tales derechos.

La resolución judicial restablece así, con claridad, el derecho que asiste las personas perjudicadas, para obtener un tratamiento igual, digno y no discriminatorio, y sanciona la inadmisible actuación de discriminación, que entiende como una evidente vejación injusta, de que fueron objeto aquellas, por razón de su discapacidad.

Feaps Andalucía denunció a esta tetería de Huelva ante la Junta de Andalucía; el Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo; la Subdelegación del Gobierno central, y el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Huelva "por negarse a atender a un grupo de personas con discapacidad intelectual".

Los hechos ocurrieron el pasado 15 de febrero, cuando un grupo de jóvenes discapacitados pretendieron sentarse en la tetería 'Alhambra' de Huelva, donde, "tras muchos rodeos, se les comunicó que no les iban a servir y se les negó el libro de reclamaciones", de manera que la Policía Local "tuvo que personarse y abrir expediente de lo sucedido".