Compartir en redes sociales

Mascarillas fabricadas por Momentos encadenados

Iniciativas solidarias

9 Abr 2020

Momentos encadenados fabrica máscaras gracias a impresoras en 3D

Cuando la solidaridad se encadena

Esther Peñas / Madrid

Cuando parece que casi todo está llegando al límite, no dejan de surgen iniciativas solidarias guiadas por la bujía de la solidaridad. Hace falta coraje e imaginación para aportar en esta situación que no sólo nos sobrecoge, nos sobrepasa. Hay distintos escenarios en los que el COVID 19 está dinamitando energías, desarticulando maneras de operar, minando fuerzas (anímicas, humanas, materiales).

El territorio en el que el coronavirus debe combatirse con mayor brío es, sin duda, el de los hospitales. Falta material. Todo tipo de material. Mientras esperamos a que lleguen las remesas adquiridas por el Gobierno, los ciudadanos responden.  

Una de las diversas iniciativas que han brotado para echar una mano es la impulsada por la empresa de soluciones contact center Genesys Iberia, Momentos conectados, que centra su esfuerzo en la creación de material a través de impresoras 3D, sobre todo de pantallas de protección para el personal médico. Pero no solo, también colaboran en la entrega de alimentos en los hospitales. 

Hasta el momento,  han fabricado más de mil mascarillas. Mil mascarillas. Saben de la importancia de ellas. Mil. Y otras quinientas están en proceso. Otras quinientas. Y mil quinientas raciones de comidas adjudicadas.

Momentos Conectados es una iniciativa solidaria y sin ánimo de lucro. Sin duda modesta, pero en momento de necesidad, cualquier gesto puede ser definitivo. Las cuatro personas que mueven las máquinas están en continua colaboración con los hospitales de La Paz, el clínico de Móstoles, el de Alcorcón y la residencia de ancianos Nuestra Señora de Butarque.