Compartir en redes sociales

Fernando Lamata

28 Ene 2009

El reconocimiento del derecho de la persona y su contribución a la creación de puestos de trabajo, los grandes aciertos del texto a su juicio

El consejero manchego de Bienestar Social asegura que 2009 será el año en el que se consolidará la ley de dependencia

L.Gil / Toledo

El consejero de Salud y Bienestar Social, Fernando Lamata ha realizado en Toledo un balance muy positivo del proceso de aplicación de la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en situación de Dependencia en nuestra Comunidad Autónoma que "va a muy buen ritmo", según la Secretaría de Estado de Política Social, Amparo Valcarce, que nos sitúa por encima de la media, en proporción a la población, tanto en solicitudes, valoraciones y dictámenes como en beneficiarios, prestaciones a cuidadores y atención residencial.

El consejero de Salud y Bienestar Social, Fernando Lamata ha realizado en Toledo un balance muy positivo del proceso de aplicación de la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en situación de Dependencia en nuestra Comunidad Autónoma que "va a muy buen ritmo", según la Secretaría de Estado de Política Social, Amparo Valcarce, que nos sitúa por encima de la media, en proporción a la población, tanto en solicitudes, valoraciones y dictámenes como en beneficiarios, prestaciones a cuidadores y atención residencial.

En rueda de prensa, en la que estuvo acompañado por el director general de Atención a Personas Mayores, Personas con Discapacidad y Personas en Situación de Dependencia, Javier Pérez, el consejero aseguró que tras un año de implantación "2009 será el año de consolidación" de esta Ley cuyos aspectos más destacados son el reconocimiento del derecho de la persona y su contribución a la creación de puestos de trabajo, 4.500 ya en nuestra región.

Asimismo, explicó que esta norma estatal, que reconoce un derecho de ciudadanía que la convierte en el cuarto pilar del Estado del Bienestar, supone para las personas con discapacidad la posibilidad de contar con apoyos importantes para garantizar su acceso a la educación y el empleo, y poder llevar una vida autónoma y digna.

Este derecho subjetivo que obliga a las administraciones a prestar determinados servicios sociales y asistenciales a los ciudadanos que lo necesitan, recoge como principal novedad las ayudas económicas por cuidados familiares que, según datos del Imserso señalan a nuestra región como la quinta de España tras Andalucía, Cataluña, Galicia y el País Vasco en número de prestaciones con un total de 7.577 personas.

De igual modo, y según datos del Gobierno de España a 9 de enero, Castilla-La Mancha Abre nueva ventana es la tercera Comunidad, detrás de Andalucía y País Vasco, en número de altas a la Seguridad Social de cuidadores no profesionales de personas en situación de dependencia con un total de 3.270.

Respecto a los datos de aplicación de la Ley, desde el 1 de enero de 2007 se han presentado un total de 49.389 solicitudes de reconocimiento, de las cuales han sido valoradas 41.905, lo que supone más del 84 % del total.

Se han resuelto de grado y nivel, 33.358 solicitudes, un 67'5 %, lo que significa que a dos de cada tres solicitantes, se les ha resuelto y comunicado ya, su grado y nivel de dependencia, y de éstas tienen derecho a recibir las prestaciones del sistema (Grados III y II en sus dos niveles), un total 27.797, lo que representa el 83 % de los expedientes resueltos.

De quienes ya tienen resolución, 27.797 personas, prácticamente 13.877 ya están ejerciendo su derecho subjetivo mediante el cobro de una prestación económica o la atención de un servicio especializado.

Igualmente, el número de personas que, gracias a la Ley de la Dependencia se han podido beneficiar de plaza en algún centro residencial para personas mayores o en un recurso de estancia diurna supera las 5.000, con un incremento superior al 20 % en el último mes.

14.000 plazas públicas

En estos momentos más de 14.000 personas se están beneficiando de la red pública residencial para personas mayores del Gobierno regional, y están recibiendo una atención especializada a sus necesidades en un recurso público o concertado.

Hay que recordar que desde el día 1 de enero del presente año han entrado en el Sistema de la Dependencia todas aquellas personas con valoración de grado II, nivel 1, con lo cual todos los considerados dependientes severos de cualquier nivel pueden acceder ya a las ayudas, servicios y recursos previstos en la Ley.

Este es un paso más en la aplicación de la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia que beneficiará a más de 3.500 castellano-manchegos, que poseen esta valoración (grado II, nivel 1), y que podrán continuar con la tramitación de su programa de atención individualizado de la dependencia, para recibir las prestaciones o servicios que necesitan para mejorar su calidad.

Moderado optimismo

Fernando Lamata, que expresó su gratitud a todas las entidades, asociaciones, ayuntamientos y Cruz Roja, que han colaborado con la Administración Regional en la aplicación de la Ley, se mostró moderadamente optimista respecto a la gestión de la misma en 2009.

En este sentido, Lamata dijo que aunque se están valorando los resultados económicos de 2008, la previsión es que el cierre del ejercicio sea equilibrado, si bien para el presente año "en el que se duplicará el número de personas reconocidas por la Ley se requerirá de una financiación adicional y específica que es la que se está discutiendo con el Gobierno de España dentro de la financiación autonómica".

Finalmente, el consejero estimó que a lo largo de 2009 podrían contabilizarse en torno a 15.000 nuevas solicitudes y anunció que el compromiso del Gobierno de José María Barreda es mejorar la tramitación de las prestaciones a través de un Decreto, que podría aprobarse en este primer trimestre y que nos permitirá agilizar las resoluciones en menos de seis o siete meses.