Compartir en redes sociales

Psicólogo

Salud

31 Ene 2020

Denuncia que la ratio de profesionales por habitante no ha variado “significativamente” desde 2009

El Defensor del Pueblo ve “urgente” aumentar la asistencia psicológica en la sanidad pública

Servimedia / Madrid

El Defensor del Pueblo en funciones, Francisco Fernández Marugán, considera “urgente” incrementar el servicio de asistencia psicológica que actualmente se presta en el Sistema Nacional de Salud teniendo en cuenta que, en conjunto, la ratio de psicólogos por cada 100.000 habitantes no ha variado “significativamente” desde el año 2009.

Recomendó al Ministerio de Sanidad que lleve este asunto “lo antes posible” al Consejo Interterritorial de Salud al tiempo que estimó “oportuno” abordar “cuanto antes” el incremento de recursos de atención psicológica, extender esta atención al ámbito de la atención primaria y crear más plazas de formación especializada, según precisó a través de un comunicado.

A este respecto, denunció una “insuficiencia estructural” de recursos humanos y materiales que se traduce en una “pobre respuesta” a la “fuerte demanda existente” a pesar del “gran esfuerzo” de los profesionales.

El Defensor del Pueblo inició a mediados de 2018 una actuación de oficio con el Ministerio de Sanidad, con todas las comunidades autónomas y con el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (Ingesa) para conocer si la oferta de atención psicológica clínica existente en la sanidad pública se “adecúa” a las “verdaderas necesidades” de la población.

Según la información facilitada al Defensor por Sanidad, la ratio se situó en 2018 en aproximadamente 6 psicólogos, aunque la institución advirtió diferencias entre comunidades en cuanto a las variaciones en el número de profesionales de psicología en sus respectivos centros de salud.

Así, mientras Madrid ha pasado de 144 a 295 psicólogos clínicos entre 2009 y 2018; Canarias, de 51 a 105 y Navarra, de 30,5 a 66,25 en el mismo periodo, en otras regiones como Castilla y León, La Rioja, Ceuta y Melilla la variación es “mínima”.

Por otro lado, también subrayó que es “habitual” que los tiempos entre consulta y consulta puedan alargarse hasta los tres meses para tratamientos que, a su juicio, “requerirían una periodicidad mucho mayor”, por lo que pidió información al respecto.

Finalmente, también solicitó información relativa a las plazas de formación en la especialidad de psicología clínica disponibles en las comunidades autónomas y sus “perspectivas” de incremento. Aunque, en conjunto, consideró “insuficiente” la oferta para aproximarse a una ratio “similar” a la de los países desarrollados, en la última convocatoria de plazas advirtió un incremento global del 34% en psicología clínica, siendo Cataluña la que registra el mayor incremento al pasar de 26 plazas para 2019 a 41 en 2020, seguida de la Comunidad Valenciana, que también ha aumentado su oferta de 15 a 21.