Compartir en redes sociales

Padre Ángel

Coronavirus

6 Mayo 2020

Y reconoce la solidaridad del pueblo español

El Padre Ángel agradece a Pablo Iglesias su trabajo durante la pandemia para "que un mundo mejor sea posible"

Redacción / Madrid

El presidente de Mensajeros de la Paz, el Padre Ángel, ha escrito una carta al vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, en la que le agradece su trabajo y el de su equipo ante la crisis del Covid-19, que según el sacerdote contribuye a "que un mundo mejor sea posible". La misiva, difundida por el entorno de Iglesias este miércoles, está fechada el 4 de mayo y arranca con un coloquial "querido vicepresidente".

En sus líneas, el Padre Ángel pone en valor también el esfuerzo de numerosos colectivos y entidades para luchar contra el coronavirus y sus consecuencias sociales y humanas y pide la bendición a Iglesias: "Hoy, ya más tranquilo, lo único que me sale de corazón a estas horas muy tempranas, de rodillas, es dar las gracias a Dios por encontrar un pueblo tan solidario, unos profesionales tan entregados en ayudar a los demás desinteresadamente como los sanitarios, transportistas, cuerpos de seguridad... y también por tener a personas como tú, que con tu trabajo y esfuerzo, y el de tu equipo, ayudáis a conseguir que un mundo mejor sea posible".

"Déjame decirte ¡que Dios te bendiga! y pedirte también que tú me bendigas a mí", añade el Padre Ángel, en un guiño final que parece invitar a Iglesias a acercarse a la fe católica.

El mensaje del sacerdote, que en otras ocasiones ya dirigido llamamientos directos a diversos políticos de diferentes tendencias ideológicas, también se relata su oración y labor diaria de ayuda a los colectivos más desfavorecidos en esta crisis.

"He pasado mucho tiempo de rodillas rezando y de pie ante muchos frentes abiertos en residencias, en casas de mujeres maltratadas, en hogares de niños de Mensajeros de la Paz y repartiendo alimentos a familias con hijos sin recursos, arropando en lo posible a las personas sin hogar, llamándoles por teléfono o cargándoles el saldo de sus móviles, o preocupado por todos los hogares que hemos abierto junto al Samur Social y a miles de voluntarios para los que dormían en la calle, o en la iglesia de San Antón con las puertas cerradas pero abiertas online rezando las 24 horas con oraciones y responsos, por muchas personas, por todos los que trabajáis y por los muchos que se han ido", resume el Padre Ángel.

El presidente de Mensajeros de la Paz también confiesa en su carta que está "convencido" que "si ahora estamos empezando a ver la luz, tras este 'terremoto' que hemos sufrido, es gracias a que hemos trabajado todos juntos por un objetivo común".