Compartir en redes sociales

Médico

Coronavirus/ Salud

19 Mayo 2020

Según el Grupo Español de Cáncer de Pulmón

La crisis sanitaria “puede lastrar” hasta un 33% la supervivencia en algunos tipos de cáncer

Redacción / Madrid

La crisis sanitaria del Covid-19 “puede lastrar” hasta un 33,7% la supervivencia en algunos tipos de cáncer como el de pulmón en fases avanzadas así como la atención e investigación en cáncer si no se pone en marcha “de inmediato” una “hoja de ruta que coordine y priorice las atenciones”.

Así lo precisó este lunes el presidente del Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP) y jefe de Oncología del Hospital Puerta de Hierro, Mariano Provencio, a través de un comunicado en el que señaló que la cancelación de cirugías, pruebas diagnósticas y tratamientos puede afectar “de forma directa” a la supervivencia y “mermar” los avances logrados en esta patología a lo largo de la última década.

Por todo ello, consideró necesaria la “reactivación” del Plan Nacional contra el Cáncer que permita “coordinar esfuerzos y evitar desigualdades” y abogó por “racionalizar recursos manteniendo todos los estándares de calidad y dedicando respuestas individualizadas para cada tumor”.

Por su parte, el secretario del grupo y jefe de Oncología del Hospital General de Alicante, Bartomeu Massuti, puntualizó que los retrasos diagnósticos en las enfermedades oncológicas también “impactan negativamente en los resultados de los tratamientos posteriores”.

En este sentido, el especialista del GECP advirtió de que a nivel europeo se ha constatado una reducción de aproximadamente el 20-25% en la detección de nuevos casos de cáncer, “bien por el miedo de los pacientes a visitar los servicios sanitarios, bien por la paralización de algunas áreas de salud por la pandemia”.

“Esto puede provocar que diagnostiquemos casos en estadios más avanzados a partir de ahora”, detalló el miembro de este grupo, que también destaca que la investigación en cáncer se ha visto “sumamente afectada” por la paralización de la inclusión de pacientes en ensayos clínicos, el cierre de centros de investigación y la reducción de fondos.

A juicio de Massuti, “se ha producido la tormenta perfecta”. “No sólo por el cierre de centros de investigación o la paralización de muchos ensayos, sino por el impacto en la financiación y la reducción de ingresos para la lucha contra el cáncer”.