Compartir en redes sociales

Gráfico del impacto de la violencia de género en el PIB

Política económica

15 Nov 2019

Meter en la cárcel a los agresores machistas cuesta más de cien millones de euros

La violencia de género le cuesta a España el 0,11% de su PIB

Servimedia / Madrid

La violencia de género le cuesta a España un mínimo de 1.281 millones de euros al año, el equivalente al 0,11% de su Producto Interior Bruto (PIB), según las estimaciones más conservadoras de una investigación desarrollada por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH), que incluye el coste económico que asumen las propias víctimas.

“Debemos ser conscientes de que todos estos costes no los generan las víctimas, sino los agresores. Es obligado tener esto en cuenta si se quiere, de verdad, resolver el problema”, explicó la profesora Elena Mañas Alcón, investigadora principal de ‘El impacto de la violencia de género en España: una valoración de sus costes en 2016’.

Este estudio, promovido por la Delegación de Gobierno para la Violencia de Género, pone al descubierto el elevado coste económico que tiene la violencia de género para la sociedad española. En concreto, cada español asume 27,6 euros al año para sufragar todo lo que las administraciones desembolsan por las agresiones y asesinatos machistas.

El sector público es el que soporta el mayor coste, seguido del que asume la propia víctima y, en tercer lugar, el que corre a cuenta de los empleadores. En declaraciones a Servimedia, la autora de la investigación aseguró que las mujeres víctimas “tienen más dificultades para estar empleadas y asumen muchos costes de renuncia por los salarios perdidos”.

ENCARCELAR A AGRESORES: 113 MILLONES

De hecho, las mujeres víctimas asumen el 16,5% del coste económico total de la violencia que sufren. Los costes sanitarios, por su parte, se cifran en 254,12 millones de euros, el 19,8% del total. Concretamente, las psicoterapias para la recuperación de las víctimas suponen 36,4 millones de euros. La cárcel de los asesinos y maltratadores cuesta 113,31 millones de euros, según la investigación.

“Se trata de una lacra social que no acaba en el drama familiar que supone la pérdida de vidas humanas inocentes o el trauma que genera esa pérdida en las personas de su entorno, comenzando por los propios hijos”, agregó Mañas.

La investigadora sostiene que un estudio desde esta perspectiva de los costes ayuda a poner de manifiesto la gravedad del problema de la violencia de género y a comprender que trasciende el ámbito de lo privado para convertirse en un problema que atañe a toda la sociedad.

"LO ECONÓMICO NO ES LO IMPORTANTE"

“Sin duda, la económica no es la perspectiva más importante, pero complementa el conocimiento sobre esta lacra social y sirve para sensibilizar socialmente y enfocar las políticas públicas y privadas para poner soluciones”, declaró la profesora, que dirige la Cátedra de Responsabilidad Social Corporativa de la UAH.

Según su investigación, los costes más destacados son los laborales o productivos, los sanitarios -que incluyen la atención psicológica que precisan para recuperarse- y los legales, que abarcan desde el uso de servicios policiales y judiciales hasta penitenciarios.

“Las mujeres que la sufren en su propia piel en muchas ocasiones tienen grandes dificultades psicológicas y económicas para eludir las situaciones de maltrato”, aseguró Mañas, que lamenta que la violencia machista “dibuja un panorama desolador” en todos los ámbitos.

Por último, la investigadora destaca en el estudio la necesidad de seguir mejorando en las fuentes y los procedimientos para ofrecer estimaciones más precisas y ajustadas sobre el machismo, pues considera que esta investigación “es sólo un punto de partida para futuros estudios”.

En lo que va de año han sido asesinadas 51 mujeres víctimas de la violencia machista en España -cifra que ya supera al total de los últimos tres años-, y que han dejado huérfanos a un total de 43 niños y niñas. Otros tres asesinatos permanecen en investigación bajo sospecha de violencia de género.