Compartir en redes sociales

DisOrganic

Reportaje

16 Ene 2020

Impulsado por Cocemfe

DisOrganic - Un símbolo universal para visibilizar la discapacidad orgánica

Rafael Olea / Madrid

Con el objetivo de visibilidad a la discapacidad orgánica, promover conciencia ciudadana y avanzar en el ejercicio de los derechos de estas personas, la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (Cocemfe) ha impulsado la creación de ‘DisOrganic’: el Símbolo Internacional de la Discapacidad Orgánica. DisOrganic negro sobre fondo blanco.“Este símbolo, creado por el diseñador Rafa Garcés, es una obra de Dominio Público, disponible a nivel internacional y que destaca por su carácter amable y porque trata de visibilizar lo invisible”, explicó el secretario de Organización de Cocemfe, Daniel Aníbal García.

DisOrganic consiste en un trazo con la forma exterior de una persona, pero en la cual no aparecen el interior de la cabeza ni la cavidad torácica, que son del mismo color que el fondo. Es decir, no aparecen los órganos internos. “Hemos pretendido que DisOrganic identifique y represente a todas las personas con discapacidad orgánica”, añade García.

PRESENTACIÓN EN TODA ESPAÑA

Para presentar DisOrganic al colectivo, Cocemfe realizó una presentación simultánea en 41 ciudades de toda España. En ella, representantes del movimiento asociativo de personas con discapacidad orgánica, CERMI y administraciones mostraron públicamente este nuevo símbolo llamado a convertirse en una imagen icónica e internacional de este colectivo.

El presidente de Cocemfe, Anxo Queiruga, explicó que, con DisOrganic “buscamos socializar la discapacidad orgánica, concienciar a la población sobre su existencia y promover la inclusión y el empoderamiento de las personas con este tipo de discapacidad”.

“Este símbolo responde a la invisibilidad, la incomprensión y la falta de reconocimiento a las que tienen que hacer frente las personas con discapacidad orgánica en su día a día”, añadió Queiruga.

Por ello, el vicepresidente de Cocemfe, Daniel Gallego, argumentó que esta invisibilidad se debe a que se trata de un tipo de discapacidad que “a simple vista no se detecta”, lo cual provoca que sea “olvidada por las políticas públicas y los medios de comunicación y desconocida por la población en general”.

“El símbolo consigue mostrar algo invisible y muy diverso al mismo tiempo”, indicó la secretaria de Relación con Entidades Estatales de Cocemfe, Eva Pérez Bech, al  destacar que “transmite la esencia de una discapacidad orgánica, que son alteraciones que se originan en el interior del cuerpo humano”. Además, agregó que “el símbolo muestra el objetivo final que queremos conseguir, que es la inclusión y participación, ya que se encuentra en una actitud activa y positiva; y al no ser corpulenta y recurrir a formas curvas es una figura andrógina que representa cualquier género”.

GRAN ACEPTACIÓN

“Disorganic ha tenido una gran aceptación”, afirmó el secretario de Organización de Cocemfe. Su éxito ha permitido que en apenas unas semanas numerosas organizaciones del ámbito asociativo y personas con discapacidad orgánica le utilicen ampliamente.

El símbolo ha sido diseñado sobre dos colores (negro y blanco puro), para resaltar sobre cualquier color, aunque algunas asociaciones le han adaptado dentro de sus colores corporativos. 

Para garantizar su correcta utilización, especialmente entre profesionales del diseño, comunicación y publicidad, Cocemfe pone a su disposición un manual de identidad corporativa.

Este nuevo Símbolo Internacional de la Discapacidad Orgánica puede ser utilizado libremente por parte de cualquier persona física o jurídica ya que se encuentra compartido bajo la licencia CC-Zero de Dominio Público. La presentación DisOrganic fue posible gracias a una subvención procedente del 0,7% del IRPF del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

 

(reportaje publicado en 'cermi.es' 373)