Compartir en redes sociales

Foto de familia

RSC+D

30 Jul 2019

El proyecto, dirigido a mujeres con discapacidad, ha contado con la colaboración de 22 empresas y la participación de 13 féminas

Inserta Empleo clausura en Avilés la segunda edición de ‘Enfoca Talento-D’ con un 38% de inclusión laboral

Redacción / Avilés

Inserta Empleo, la entidad de Fundación ONCE para la formación y el empleo de personas con discapacidad, ha clausurado hoy en Avilés la segunda edición del proyecto ‘Enfoca Talento-D’, cuyo objetivo es impulsar y mejorar la empleabilidad de las mujeres con discapacidad en Avilés y su comarca, con la colaboración del Ayuntamiento de este municipio asturiano. 

Inserta Empleo, la entidad de Fundación ONCE para la formación y el empleo de personas con discapacidad, ha clausurado hoy en Avilés la segunda edición del proyecto ‘Enfoca Talento-D’, cuyo objetivo es impulsar y mejorar la empleabilidad de las mujeres con discapacidad en Avilés y su comarca, con la colaboración del Ayuntamiento de este municipio asturiano. 
 
Esta iniciativa ha superado en ocho puntos el propósito comprometido de inclusión laboral, que era del 30%, y se ha desarrollado a lo largo de seis meses con la colaboración de 22 empresas asturianas de todos los sectores. 

Según ha explicado la secretaria general de Inserta Empleo, Virginia Carcedo, esto “demuestra que no hay un perfil, un sector en el que la persona con discapacidad pueda trabajar. Todo el mundo es bueno para trabajar en cualquier sector, solo hay que buscar esa oportunidad”, al tiempo que ha considerado que, cuando tienen una oportunidad, las mujeres con discapacidad “la van a agarrar con los dientes y no la van a dejar escapar”. 

“Es cierto que se ha logrado un 38% de inserción, pero detrás de cada cifra, de cada contrato, hay una persona, una mujer, una familia, y esto va de eso, de trabajar por y para las personas”, ha apostillado para, a continuación, señalar que el talento y los equipos “diversos” son los principales elementos de “diferenciación” de una compañía. 

A su juicio, “este proyecto da grandes oportunidades también a las empresas porque una persona con discapacidad aporta”. “Es una labor conjunta, nosotros mentorizamos a las mujeres, pero ellas también nos han mentorizado a nosotros", ha defendido, convencida de que los “retos” de estas trabajadoras con discapacidad para mejorar su acceso al mercado laboral son “el empoderamiento, creerse que pueden, la formación y tener unos objetivos claros”. 

La directora regional de Inserta Empleo en Asturias, Beatriz Ávila, ha definido esta iniciativa como una “importante herramienta de activación, empoderamiento y mejora de la empleabilidad” de este grupo de 13 mujeres con discapacidad y en situación de desempleo de la comarca de Avilés, y ha explicado que las participantes han recibido más de 80 horas de formación en sesiones de grupo para el desarrollo de habilidades interpersonales  y de búsqueda activa de empleo, así como más de cuarenta horas de acciones de preparación individual para el desarrollo de sus planes de empleo. Además, han participado en una mesa de buenas prácticas inclusivas, realizado cinco visitas a distintas compañías para conocer la digitalización de sus proyectos y asistido a diez catas de observación de desempeños. 

Por su parte, el concejal de Vivienda, Formación y Empleo del Ayuntamiento de Avilés, Juan Carlos Guerrero, ha asegurado que proyectos como este resultan “fundamentales para la ciudad”, y ha anunciado que ambas entidades trabajan ya en la tercera edición de este programa y colaboran en otras acciones con el convencimiento de que tienen la “obligación de facilitar la vida de los ciudadanos y preocuparse por los que más lo necesitan”. 
 
El acto de clausura, que ha concluido con la entrega de certificados, ha incluido también una reunión de la mesa de mentoras en la que María Pérez Medina, mentora de Femetal, ha admitido que su participación en ‘Enfoca Talento-D’ tiene un “trasfondo egoísta”. “Yo he venido aquí para aprender y lo estoy haciendo y mucho ya que, más que poder ofrecer mi conocimiento, lo que hago es absorber muchísimo por lo que casi tendría que estar sentada con las participantes", ha reconocido. 

En la misma línea, María Matilde Martínez, mentora de Satec, ha destacado que, para ella, “cada proyecto es ilusionante, diferente y el contacto con estas mujeres y ver la fuerza y el empuje que tienen te genera tal satisfacción personal que al final la que aprende y disfruta eres tú". 

Una de las participantes, Isabel Suárez, ha confesado que este proyecto le ha enseñado “que hay que salir de la zona de comodidad, que es necesario creer en una misma y saber de lo que se es capaz”, mientras que su compañera Reyes Inclán ha explicado que todas las alumnas del programa han “intentado combatir con un doble estigma, ser mujer y ser discapacitada, esta batalla del desempleo". 

"Acudí a este proyecto recién declarada la discapacidad, con una situación personal difícil y me dieron la oportunidad de empezar”, ha detallado, al tiempo que ha subrayado que para ella “fue un antídoto contra el desánimo”. “Me pusieron las pilas, me quitaron las barreras que traía de serie y me dieron las armas necesarias para un mayor empoderamiento", ha resuelto. 

La presencia de Inserta en este proyecto forma parte de las acciones que está realizando en el marco de los programas operativos de Inclusión Social y de la Economía Social (Poises) y de Empleo Juvenil (POEJ), que está desarrollando Fundación ONCE a través de Inserta, con la cofinanciación del Fondo Social Europeo y la Iniciativa de Empleo Juvenil, para incrementar la formación y el empleo de las personas con discapacidad.