Compartir en redes sociales

Vapeo

Salud/ Juventud

12 Mayo 2022

Los prueban, pero no los consumen

Solo un 1,7% de los adolescentes del mundo vapea con frecuencia

Redacción / Madrid

Apenas un 1,7% de los adolescentes del planeta vapea frecuentemente y un 8,6% ha usado cigarrillos electrónicos en los últimos 30 días, lo que sugiere que la mayoría de este sector de la población experimenta el vapeo, pero no lo convierte en un hábito. Así se explica en un estudio liderado por investigadores de la Universidad de Queensland (Australia) y publicado este jueves en la revista 'Addiction'. El trabajo se basa en datos de 151.960 adolescentes de 47 países que participaron en una encuesta mundial sobre tabaquismo en jóvenes de la Organización Mundial de la salud (OMS).

"Hay dos posibles explicaciones para los bajos niveles de vapeo frecuente entre los jóvenes. Primero, los cigarrillos electrónicos son relativamente nuevos y a menudo se venden en paquetes coloridos con sabores muy agradables que podrían atraer a los adolescentes, lo que lleva a la experimentación, pero no al uso continuo. En segundo lugar, mientras que algunos cigarrillos electrónicos contienen altos niveles de nicotina, los adolescentes también pueden vapear cigarrillos electrónicos sin nicotina o bajos en nicotina y evitar volverse adictos. Las futuras encuestas de la OMS deberían pedir a los participantes que revelen si los líquidos de vapeo que usan contienen nicotina", apunta Gary Chan, autor principal del estudio.

Los investigadores también querían probar la asociación entre la puesta en marcha de las políticas de control del tabaco de la OMS y el vapeo en adolescentes. En 2008, esa agencia de la ONU presentó el paquete Mpower, con seis políticas para reducir el consumo de tabaco: vigilancia, entornos libres de humo, programas para dejar de fumar, advertencias sanitarias, prohibiciones publicitarias e impuestos.

Esas políticas han reducido el consumo de tabaco, pero no está claro si han tenido algún impacto en la aceptación de los cigarrillos electrónicos por parte de los jóvenes.

Analizando los 44 países donde los datos de implementación estaban disponibles, los investigadores encontraron evidencia no concluyente de que cinco de las políticas de Mpower se asociaron con un menor vapeo en adolescentes.

La sexta política (impuestos más altos sobre los productos de tabaco) se asoció, curiosamente, con más vapeo entre adolescentes. Esto sugiere que algunos adolescentes en países con un impuesto al tabaco más alto pueden estar sustituyendo los cigarrillos por cigarrillos electrónicos.

Etiquetas