Compartir en redes sociales

Reconstrucción del Tiktaalik roseae

Biodiversidad

2 Feb 2021

El extinto 'Tiktaalik roseae, una especie de pez con aletas lobuladas, era capaz de morder y succionar mientras comía

Los primeros animales que mordisqueaban comida eran acuáticos

Redacción / Madrid

La alimentación basada en mordiscos evolucionó originalmente en especies acuáticas y luego se adaptó para su uso en tierra, según un nuevo estudio liderado por la Universidad de Chicago (Estados Unidos). El estudio, publicado en la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences', evidencia que el extinto 'T

El 'Tiktaalik roseae' era una criatura cuyo cráneo plano recuerda a un caimán y vivió "justo en la cúspide de la transición de la vida en el agua a la vida en la tierra", según apunta Neil Shubin, autor principal del trabajo.

El análisis de sus restos fosilizados puede proporcionar nuevos conocimientos sobre cómo evolucionaron inicialmente algunos rasgos clave para la vida en la tierra.

"El agua es diferente del aire, es mucho más densa y más viscosa", apunta Justin Lemberg, coautor del estudio, que añade: "Esto habría creado problemas únicos para los animales que se estaban moviendo fuera del agua y hacia la tierra por primera vez, como desafíos en locomoción, reproducción, mantenimiento de la homeostasis y procesamiento sensorial, y, por supuesto, la alimentación en tierra".

La mayoría de las especies de vertebrados acuáticos utilizan la alimentación por succión para ayudar a atraer presas a la boca. Para ello, muchos peces pueden expandir sus cráneos lateralmente para ensanchar sus bocas y producir una presión negativa. Este movimiento de los huesos del cráneo entre sí se llama cinesis craneal.

"La alimentación por succión es ineficaz en tierra porque ya no funciona a distancia y es difícil crear el sello de presión necesario para atraer algo. Así que los vertebrados terrestres tuvieron que recurrir a otros métodos para capturar a sus presas. Pero la evidencia fósil de cómo sucedió esto es ambigua, mucho más que la transición de la aleta a la extremidad", indica Lemberg.

TOMOGRAFÍA COMPUTARIZADA

Los investigadores emplearon un nuevo análisis avanzado de tomografía computarizada (TC) para realizar un examen detallado de la morfología del cráneo de 'T. roseae', lo que les permitió identificar nuevos rasgos clave que no se habían visto con otras técnicas, como las articulaciones deslizantes que habrían permitido la cinesis craneal necesaria para que el animal expandiera su cráneo lateralmente para succionar al comer.

"Descubrimos 'Tiktaalik' en 2004 y, en ese momento, lo preparamos con los métodos clásicos, quitando la roca del fósil grano a grano. Cuando Justin se unió al proyecto, teníamos acceso a esta tecnología de escaneo de TC, que nos permite ver el cráneo en 3D, extrayendo cada parte individualmente para ver su forma y movimiento. El uso del análisis de TC transformó la forma en que podíamos pensar sobre el cráneo", explica Shubin.

Los investigadores observaron distintas similitudes entre 'T. roseae' y el trabajo anterior de análisis de cráneos de los catanes, una especie 'fósil viviente' que antes se pensaba que sólo utilizaba movimientos laterales para capturar presas. En un estudio de 2019, Lemberg y otro investigador descubrieron que los catanes utilizan el chasquido lateral y la succión sinérgicamente mientras se alimentan, gracias a las articulaciones deslizantes únicas en sus cráneos que ayudan a crear succión mientras muerden.

Estas similitudes llevaron a los investigadores a creer que 'T. roseae' pudo haberse alimentado de la misma manera, lo que indica que esta adaptación probablemente evolucionó hace mucho tiempo, antes de que los animales colonizaran la tierra.

"Lo que realmente me sorprende es que cada innovación, cada invento utilizado por los tetrápodos en tierra, apareció originalmente de alguna forma en los peces, incluidos los pulmones, los apéndices y ahora la alimentación", subraya Shubin.

Etiquetas