Compartir en redes sociales

Iceta y Darias

Nombramiento

27 Ene 2021

E Iceta, un catalanista incondicional a Sánchez, al frente de Política Territorial

Carolina Darias, nueva ministra de Sanidad en plena tercera ola de la pandemia

Redacción / Madrid

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció que la hasta ahora ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darías, será la nueva titular de Sanidad al sustituir a Salvador Illa, quien defenderá su candidatura a la presidencia de la Generalitat de Cataluña en las elecciones previstas para el próximo 14 de febrero.

Darias tendrá que tomar las riendas de Sanidad en plena tercera ola de la pandemia del coronavirus y con dos importantes retos sobre la mesa. Por un lado, llegar a un amplio consenso con las comunidades autónomas ante las peticiones de medidas más restrictivas para hacer frente a la pandemia.

El otro gran desafío será mantener un buen ritmo de la campaña de vacunación contra la Covid-19 que arrancó Salvador Illa hace un mes pero que se ha enfrentado a retrasos en las entregas y los compromisos adquiridos entre la Unión Europea y las compañías farmacéuticas. Todo ello para alcanzar el objetivo del Gobierno, que es llegar al verano con el 70% de la población inmunizada.

Durante las últimas semanas, Carolina Darias participó junto a Salvador Illa en las reuniones con los consejeros de Sanidad de las comunidades autónomas en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud para abordar la actual situación de la crisis de la Covid-19.

Los más allegados a la nueva titular de Sanidad destacan su capacidad de diálogo y su voluntad de llegar a consensos.

Darias nació en Las Palmas de Gran Canaria en 1965 y es militante del PSOE desde hace 20 años. Es licenciada en Derecho por la Universidad de La Laguna. Además de ser la titular de la cartera de Política Territorial y Función Pública hasta hoy, ha sido consejera de Economía, Conocimiento y Empleo del Gobierno de Canarias (2019-2020), así como presidenta del Parlamento de Canarias (2015-2019).

Asimismo, ha sido consejera del Cabildo de Gran Canaria (2011-2015); delegada del Gobierno en Canarias (2008-2011); diputada en el Parlamento de Canarias (2007-2008); subdelegada del Gobierno en la provincia de Las Palmas (2004-2007) y concejala del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria (1999-2004).

MIGUEL ICETA

La entrada de Miquel Iceta, primer secretario del PSC, en un Gobierno de Pedro Sánchez –como ministro de Política Territorial y Función Pública- era un movimiento que antes o después “tenía que pasar”, dicen fuentes socialistas, porque el líder de los socialistas catalanes es una de las personas más próximas al presidente.

Hasta en los peores momentos de Sánchez, cuando mandos del partido le hicieron dimitir, recuerdan fuentes socialistas, Iceta estuvo junto al secretario general del PSOE. Por eso, y porque forma parte de su “núcleo duro”, su nombre es de los que siempre ha sonado cuando se acercaba alguna composición de Gabinete.

Junto a ello, apuntan fuentes consultadas por Servimedia, están las “ganas” que “desde hace tiempo” tiene Iceta de salir de la primera línea de la política catalana tras los “duros” años del desafío independentista.

Además, subrayan, su figura quedó marcada en Cataluña con el momento en el que el PSOE de Sánchez apoyó al entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la aplicación del artículo 155 de la Constitución en esa comunidad autónoma.

Con ese trasfondo, tras la victoria electoral en abril de 2019, Sánchez intentó el nombramiento de Iceta como presidente del Senado, pero ERC vetó su designación como senador autonómico y frenó así su opción de presidir la Cámara Alta.

Iceta continuó al frente del PSC y con un contacto estrecho con Sánchez ante la apuesta decidida del presidente de “rebajar” la tensión política en Cataluña y apostar por el “diálogo”. La jugada de Sánchez en Cataluña siempre ha pasado por el cálculo de Iceta y de Salvador Illa, el ‘número dos’ del PSC que Sánchez se trajo a Madrid en la segunda legislatura como ministro para encarrillar la negociación con las fuerzas independentistas.

Pero la pandemia cambió el escenario político e Illa, por su talante y su labor como ministro de Sanidad, cogió vuelo propio y se apostó por su designación como candidato a las elecciones autonómicas del 14F en Cataluña.

El cierre de esta jugada para crear el ‘efecto Illa’, ideada entre Sánchez e Iceta, entre La Moncloa y PSC, concluía con Iceta, por fin, cerca de Sánchez en Madrid. Nuevamente en La Moncloa, donde se curtió políticamente como ‘fontanero’ en los primeros Gobiernos de Felipe González, con Narcís Serra.

El líder de los socialistas catalanes representa ese carácter catalanista clásico que había sido seña de identidad del PSC y que se había diluido antes de hacerse él con los mandos del partido “hermano” del PSOE.

Con su nombramiento como ministro, este político catalanista, que no nacionalista, que cada día publica un ‘haiku’ (poema breve japonés) en Twitter, vuelve a la capital para participar en la política nacional.