Compartir en redes sociales

Presentación del informe

Inclusión

3 Jul 2020

Uno de cada cuatro dice haber oído comentarios despectivos en el entorno laboral

El 86% de los trabajadores LGTB oculta su orientación sexual en entrevistas de trabajo

Redacción / Madrid

El 86% de los trabajadores LGTB cree necesario ocultar su orientación sexual o identidad de género a la hora de optar a un empleo, según un informe presentado por UGT y la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales, en el que se da cuenta de las burlas o discriminaciones a las que se expone el colectivo en el entorno laboral.

“Los centros de empleo no pueden construirse como centros de exclusión en los que las personas LGTB se sientan como inseguros; las heterosexuales no van con ese miedo”, manifestó el responsable de Diversidad del sindicato, Toño Abad, en la presentación del informe ‘Hacia centros de trabajo inclusivos’.

Según la investigación, para la que han sido entrevistados más de tres mil trabajadores -una tercera parte, personas LGTB-, la gran mayoría de trabajadores del colectivo creen que deben esconder su orientación sexual o identidad de género en las entrevistas de trabajo o para optar a un determinado puesto.

“Tenemos miedo y, por tanto, lo ocultamos”, reconoció Abad. Ese miedo estaría justificado por las cifras que arroja el informe; y es que cuatro de cada diez trabajadores LGTB asegura haber recibido algún tipo de agresión verbal en el entorno laboral en relación a su condición de gay, lesbiana, transexual, bisexual o como se identifique.

El 28% de las personas LGTB que han participado en el estudio aseguran haber oído chistes sobre ellos, mientras que uno de cada cuatro reconoce haber sido objeto de comentarios despectivos. “Son actos discriminatorios y están muy presentes en el entorno laboral”, advirtió la secretaria confederal de UGT, Adela Carrió.

Además, el sindicato alertó de que estas discriminaciones aumentan en el caso de los trabajadores trans, un colectivo especialmente excluido y para quienes la búsqueda de empleo se hace aún más complicada.

La percepción de los propios trabajadores LGTB es compartida por sus compañeros y compañeras heterosexuales. El 75% de los más de tres mil empleados encuestados perciben violencia hacia el colectivo en el entorno laboral, e incluso reconocen que está “normalizada”.

Según Toño Abad, este ambiente de desprotección tiene consecuencias, como la pérdida de derechos laborales. A su juicio, hay trabajadores LGTB que, por miedo, descartan pedir permisos de paternidad o maternidad o los días de libranza que les corresponden tras contraer matrimonio, algo que “nadie discutiría para las personas heterosexuales”.