Compartir en redes sociales

Sanitarios recogiendo un paciente de covid

Salud/ Covid

22 Ene 2021

Registró casi un 80% más de muertes de las esperadas en el mes de abril

España fue el país europeo con mayor exceso de muertes en los primeros meses de pandemia

Redacción / Madrid

España fue, con diferencia, el país europeo con mayor exceso de mortalidad de toda Europa en la primera ola de coronavirus, hasta el punto de registrar casi un 80% más de muertes de las esperadas en el mes de abril, como confirman los datos de la oficina estadística europea (Eurostat). En la antesala de la segunda ola fue el tercer país con más mortalidad.

En toda la Unión Europea hubo un exceso de 297.500 muertes entre los meses de marzo y octubre del 2020, comparando con el mismo período de los años entre 2016 y 2019. El mayor pico de mortalidad se registró en abril, cuando en toda Europa hubo un 25% más de muertes; en ese tiempo, España registró un 78,9% más.

Esto da una idea de la dimensión de la pandemia en España durante los primeros meses respecto al resto de países europeos. En marzo ya superaba a Italia en exceso de muertes: si los italianos certificaban entonces un 49,2% de muertes más que en un momento normal, en España eran un 52,9%.

Italia confinó a 16 millones de personas a principios de marzo, mientras que España decretó el estado de alarma y el confinamiento total de la población a mediados de mes, el día 14 de marzo, pese a registrar un exceso mayor de muertes.

En abril, España encabezó por segundo mes consecutivo el exceso de muertes en Europa, seguido de Bélgica (73,9% más) y de los Países Bajos (53,6%). El confinamiento de Italia ya comenzó a tener sus efectos y fue el cuarto país con mayor mortalidad con un exceso del 41%, cuando en España era entonces del 79%.

Mientras los países europeos aplicaban medidas severas de restricción de la movilidad, Suecia optó por apelar a la responsabilidad individual de los ciudadanos después de que el coronavirus no tuviera gran incidencia en el país.

Sin embargo, en abril Suecia era el quinto país con mayor exceso de mortalidad (+38,3%), mientras que en mayo pasó a ser el estado con más muertes por encima de las esperadas del continente europeo (+23,9%), en un momento en el que el resto ya habían conseguido doblegar su curva de fallecimientos.

En septiembre, España, que se encontraba en la antesala de la segunda ola -con su pico más alto entre octubre y noviembre-, se situaba como el tercer país europeo con mayor exceso de mortalidad (+17,5%), mientras que Liechtenstein y Malta eran los países con más muertes de las esperadas.

En todo 2020, según el Sistema de Monitorización de la Mortalidad diaria (MoMo) de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica, hubo tres períodos claros en España de exceso de la mortalidad. El primero fue entre el 10 de marzo y el 9 de mayo, cuando murieron 44.586 personas más de las esperadas, lo que implica un exceso de mortalidad del 66,9%.

El segundo período de exceso de muertes se registró entre el 20 de julio y el 29 de agosto, momento en el que hubo 4.730 fallecimientos más de los esperados, un 11,7% más. El tercer exceso se registró entre el 20 de julio y el 20 de diciembre, momento en el que murieron 21.612 personas más de lo previsto en ese período, un 17,6% más.

Si se suman los tres períodos de exceso de mortalidad resultan 70.928 fallecimientos por encima de lo esperado en 2020. Sin embargo, sólo son achacables al coronavirus, según los datos oficiales por diagnóstico, un total de 50.837, que son los fallecidos por Covid-19 en España a fecha de 31 de diciembre, según el parte de ese día del Ministerio de Sanidad.

Etiquetas