Compartir en redes sociales

Glaucoma

Salud

12 Mar 2020

Por tanto, no reciben el tratamiento adecuado

La mitad de los afectados por glaucoma ignora su situación

Servimedia / Madrid

La mitad de las personas afectadas por glaucoma no son conscientes de que padecen esta enfermedad y, por tanto, no reciben tratamiento. Así lo declaró a Servimedia el doctor Pedro Pablo Rodríguez, director de la Unidad de Glaucoma del Instituto Oftalmológico Fernández Vega, con motivo del Día Mundial del Glaucoma que se celebra este jueves 12 de marzo. "Se trata de una enfermedad silenciosa", que es la segunda causa de ceguera a nivel mundial, recalcó el experto.

Afirmó que en España "se estima que hay unas 600.000 personas diagnosticadas y, si tenemos en cuenta que la mitad de la población afectada ignora su situación, podemos estar hablando de más de un millón de afectados".

Por eso, Rodríguez quiso hacer un llamamiento para que la población revise de forma periódica su visión, "pues es la única manera de detectarlo". "Esta enfermedad no presenta síntomas", señaló, así que las revisiones periódicas son la mejor solución".

El glaucomma se origina por un aumento de la presión intraocular (por lo general, debida a un mal drenaje del líquido del interior del ojo) que daña las células del nervio óptico, por lo cual los pacientes van perdiendo campo visual. El problema, según Rodríguez, es que salvo en las crisis agudas "no hay síntomas, así que cuando llegan a consulta muchos han perdido ya un 30% de visión".

INVESTIGACIÓN Y TRATAMIENTO

El glaucoma se puede tratar con gotas, láser e intervenciones quirúrgicas, "siempre con el propósito de reducir la presión intraocular". Sin embargo, de momento no existe tratamiento para recuperar el tejido dañado", se lamentó Héctor González, investigador principal del grupo de Genética Ocular de la fundación del Instituto Oftalmológico Fernández Vega. De ahí la importancia de que la gente acuda a hacerse revisiones, insistió .

Personas con antecedentes familiares de glaucoma, alta miopía, lesiones oculares previas, diabetes, tensión alta y mayores de 60 años son "grupos especialmente vulnerables" que, a su juicio, "tendrían que someterse a una revisión completa al menos una vez al año". No obstante, recomendó que "a partir de cierta edad, todo el mundo lo haga".

En el Instituto Fernández Vega, González dirige un grupo investigador que busca biomarcadores para "conseguir un diagnóstico precoz". "Hoy en día, diagnosticamos el glaucoma a partir de varias pruebas que consisten básicamente en analizar la morfología del ojo y la calidad del campo visual", explicó.

El problema es que para ello debe haber cierto deterioro previo", indicó. Por eso, "nos hemos propuesto hallar un biomarcador que nos permita diagnosticar con un simple análisis de sangre". De momento, su grupo ha logrado identificar proteínas presentes en los dos tipos de glaucoma más frecuentes en un 80% de los casos. Este estudio fue realizado con ratones y ahora debe replicarse en humanos, aclaró González.

En su opinión, "abriría una puerta muy importante en la lucha contra el glaucoma", pues "en la gran mayoría de casos, la enfermedad responde al tratamiento y se puede evitar el deteioro que origina la ceguera". Por eso, "aquí es clave llegar a tiempo".

COLABORACIÓN CON LA ONCE

"Prevención e investigación" son, junto a la atención, "las dos prioridades de la ONCE" respecto al glaucoma, según explicó la vicepresidenta de la organización, Imelda Fernández.

Con este objetivo, la ONCE realiza campañas y colabora en innovación con muchas universidades y centros que, como el Instituto Fernández Vega, "impulsan herramientas diagnósticas y tratamientos".

Por otro lado, la ONCE se ocupa también del trabajo con personas afectadas por glaucoma, de cara a buscar "el mayor aprovechamiento posible de su resto visual, a fin de que puedan hacer una vida lo más normalizada posible".

Etiquetas