Compartir en redes sociales

Rosell

Entrevista

30 Nov 2020

Victoria Rosell, delegada del Gobierno contra la Violencia de Género

"Las muertes de mujeres valen menos, duelen menos a la sociedad”

Servimedia / Madrid

La delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, aseguró en una entrevista con Servimedia que “la muerte de las mujeres valen menos, duelen menos a la sociedad y son menos reconocidas” en España, a pesar de que 1.074 han sido asesinadas por sus parejas o exparejas desde el año 2003 hasta hoy.

Reconoce la exjueza que para proteger a las víctimas hay que denunciar, pero que sólo seis de las 41 fallecidas hasta el 25-N lo había hecho. “El 21% de las víctimas de violencia en pareja denuncia, pero el 90% que sufre violencia sexual no lo hace. Mi prioridad no es sólo que disminuyan los asesinatos, sino que atendamos toda la violencia de las mujeres que están vivas y sufren diferentes tipos de violencia”.

Rosell también resaltó su malestar por el tratamiento mediático que se le ha dado a las lágrimas de la ministra de Igualdad, Irene Montero, en el acto institucional del pasado 25-N, Día Internacional contra la Violencia de las Mujeres. “En un acto a las víctimas del terrorismo o del Covid, que evidentemente no tiene ningún sesgo político, si se emociona un miembro del Gobierno o de la Casa Real, nadie hace titulares del tipo ‘llorando a moco tendido’ o memes, ni se ríen de ellos” como ha ocurrido con Montero.

La responsable gubernamental sobre violencia de género precisó que la ministra se emocionó tras escuchar los dos testimonios de las madres cuyas hijas habían sido asesinadas por sus exparejas, a pesar de que habían pedido protección y habían denunciado que podía pasar eso. “Su mensaje fue no sólo de inmenso dolor sino de reclamación al Estado que no las protegió. Si la gente no comprende que esa emoción fue en un acto de reconocimiento a las víctimas, es que realmente las mujeres importamos menos hasta cuando morimos”.

En este sentido se refirió a las visitas concedidas por los jueces a los padres maltratadores aún con sentencia firme. “Muchas mujeres ya separadas y con denuncia contra su pareja llegan a decir que el padre tiene derecho a ver a sus hijos. Y el derecho no es del equilibrio de los padres, es de los hijos, de los menores de edad a vivir sin violencia, venga de donde venga”. Por esto abogó por “formación especializada en perspectiva de género y de infancia, que la ley sea imperativa y tenga menos margen de interpretación”.

Sobre el silencio cómplice del entorno de la víctima y del agresor, que no denuncia la situación, Rosell destacó que el “mensaje del patriarcado y del machismo de que los trapos sucios se lavan en casa” está muy arraigado. “Que parezca educado no meterse en asuntos conflictivos de una casa, cuando conflictivo significa delictivo, que conlleva peligro de muerte, tiene un sesgo brutal de machismo y de silenciar la violencia machista. Es un deber ciudadano denunciar.”