Compartir en redes sociales

Dependencia

Politica social

29 Oct 2020

El programa de Autonomía Personal y Atención a la Dependencia alcanza en 2021 la cifra de 2.349 millones de euros

Crecen las ayudas a la dependencia hasta los 235 euros mensuales para los casos más severos

Servimedia /

El proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) contempla un incremento de las ayudas a la dependencia para los tres grados, llegando hasta los 235 euros mensuales para los grandes dependientes. En total, el programa de Autonomía Personal y Atención a la Dependencia alcanza en 2021 la cifra de 2.349 millones de euros, un 34,5% más que en 2020.

Se ha aumentado un 19,9% el nivel mínimo, de manera que la pretensión del Gobierno es que se alcance la cifra de 1.746 millones de euros, según el libro amarillo de los PGE.

Esta mayor dotación de 290 millones de euros pretende atender al crecimiento de los beneficiarios y, por otro, incrementar las cuantías de cada grado de dependencia.

En concreto, las cuantías para el grado I -el más leve- pasan de 47,38 al mes a 60 euros, mientras que las personas dependientes de grado II pasarán de recibir 84,49 euros mensuales a 94. Para el grado más severo, el III, las cuantías se incrementan desde los 190,13 actuales a los 235 euros al mes.

Asimismo, para la financiación de las cuotas sociales de los cuidadores no profesionales de las personas en situación de dependencia se presupuestan 218 millones de euros.

En conjunto, el sistema de autonomía personal y atención a la dependencia presenta un incremento de 603 millones de euros. Se pasa de los 1.747 millones presupuestados en 2020 a 2.349.

IMSERSO

Para la atención a las personas mayores, el Imserso asignará créditos en 2021 por 118 millones de euros. Con ello se pretende prestar atención al “envejecimiento activo mediante el mantenimiento de programas ya tradicionales como son los de turismo y termalismo”, según recoge el libro amarillo de presupuestos.

También van destinados a los programas de promoción de condiciones de vida saludable, acceso a la cultura, preparación a la jubilación y defensa de los derechos individuales de los mayores, la soledad de las personas mayores, los mayores en ámbito rural y las relaciones intergeneracionales.

En los Presupuestos, el Gobierno también deja patente su intención de lanzar la Estrategia Nacional de lucha contra la Soledad no Deseada de las personas mayores, que aún debe ser debatida con las comunidades autónomas y los agentes sociales.