Compartir en redes sociales

Persona con discapacidad trabajando

Ayudas

31 Jul 2018

Dotadas con 3.250.000 euros, se enmarcan en el programa del Fondo Social Europeo de Inclusión Social y Economía Social

Fundación ONCE convoca ayudas para fomentar la inserción laboral de personas con discapacidad

Servimedia / Madrid

Fundación ONCE ha lanzado una convocatoria de ayudas destinada a entidades del mundo asociativo que trabajan con personas con discapacidad, con el objetivo de contribuir a la mejora de su inserción sociolaboral y su contratación, especialmente en el caso de que se encuentren en situación o riesgo de exclusión social

La convocatoria se enmarca en el programa operativo del Fondo Social Europeo de Inclusión Social y Economía Social 2014-2020 (Poises), que persigue fomentar la inclusión social por medio del empleo y la lucha contra la pobreza, al tiempo que paliar la discriminación de los colectivos más desfavorecidos.

Las ayudas, dotadas con 3.250.000 euros, se dirigen, por tanto, a asociaciones, federaciones y demás entidades sin ánimo de lucro que trabajan con personas con discapacidad desde el mundo asociativo, lo que excluye a fundaciones privadas y centros especiales de empleo.

REPARTO

El total de la cuantía destinada a esta convocatoria se distribuye de la siguiente manera: 887.318,51 euros para el grupo de regiones más desarrolladas o D1 (Aragón, Baleares, Cantabria, Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana, La Rioja, Madrid, Navarra y País Vasco); 677.562,00 euros para las regiones más desarrolladas o D2 (Asturias, Ceuta y Galicia); 1.490.523,47 euros para las del grupo en transición (Andalucía, Canarias, Castilla-La Mancha, Melilla y Región de Murcia), y 194.596,02 euros para la categoría de regiones menos desarrolladas, correspondiente únicamente a Extremadura.

En función de las bases de esta convocatoria, podrán subvencionarse con cargo a estas ayudas los costes derivados de proyectos que se hayan ejecutado entre el 1 de julio de 2018 y el 30 de junio de 2020. Todos ellos deberán ir destinados “a personas con discapacidad en situación o riesgo de exclusión social y en desempleo o en situación de inactividad”.

Y en cuanto a las acciones subvencionables, la convocatoria recoge un listado orientativo en el que figuran, entre otras, las que tienen como misión “la mejora de la inserción sociolaboral de personas con discapacidad en situación o riesgo de exclusión social, a través de la activación y de itinerarios integrados y personalizados de inserción”.

INSERCIÓN SOCIOLABORAL

En este punto, las bases concretan que se sufragarán actuaciones relativas al desarrollo de itinerarios integrados y personalizados de inserción sociolaboral dirigidos a personas con discapacidad de cualquier colectivo, teniendo en cuenta, entre otros, la perspectiva de género y las necesidades específicas de las mujeres con discapacidad.

De igual forma, se ayudará a las acciones enfocadas al diseño de itinerarios y proyectos generadores de empleo adaptados a las peculiaridades de las zonas rurales, mediante el desarrollo de actuaciones que puedan apoyarse en las nuevas tecnologías, en la cooperación con otros agentes en el territorio, en el fomento del emprendimiento y las iniciativas de economía social.

También se subvencionarán proyectos específicos dirigidos a las personas con discapacidad perceptoras de rentas mínimas, en colaboración con las distintas administraciones competentes en las comunidades autónomas, como extensión y/o ampliación en su caso de las medidas complementarias que ya contemple cada una de dichas administraciones.

Las entidades interesadas en beneficiarse de alguna de estas ayudas pueden pedirlas hasta el día 28 del próximo mes de septiembre, cuando finaliza el plazo de recepción de solicitudes.

Disponen de toda la información necesaria para hacerlo en la web de Fundación ONCE ('www.fundaciononce.es'), en el apartado Convocatorias FSE 2018: 'https://www.fundaciononce.es/es/pagina/convocatoria-fondo-social-europeo-poises-2018
CERTIFICADO

El certificado, inspirado en el concepto “trabajadores sanos, empresas sanas”, acredita que las compañías han implantado el modelo de sistema de gestión de empresa saludable de Aenor, pionero en el mundo y que entiende la salud como un estado de completo bienestar físico, mental y social.

Este modelo está basado en criterios internacionalmente reconocidos, así como en la metodología de mejora continua PHVA (Planificar-Hacer-Verificar-Actuar).

La principal ventaja de este modelo es que facilita la gestión de la salud, seguridad y bienestar de todos los trabajadores, de una manera sostenible, al tiempo que contribuye a aumentar la productividad, competitividad y sostenibilidad de las empresas. Asimismo, permite disminuir los costes sanitarios y de seguridad social.

Las empresas saludables deben cumplir con los requisitos de este modelo, a partir de cuatro escenarios clave: ambiente físico, psicosocial, recursos de salud y participación de la salud en la sociedad. Para eso, deben identificar los factores de riesgo que influyen en su entorno de trabajo y controlarlos, para intentar eliminarlos cuando sea posible o reducirlos, teniendo en cuenta las particularidades de cada organización.