Compartir en redes sociales

Sesgo de sexo

Roles

18 Ago 2023

Ambos dan una especial relevancia a la actitud ante el trabajo

El sesgo de sexo se mantiene: el 35% de los niños quiere ser futbolista y el 23,7% de las niñas, profesora

Redacción /

La infancia sigue manteniendo en España el sesgo de género en lo que a la vocación profesional se refiere, ya que el 35,8% de los niños quiere ser futbolista de mayor, mientras que la primera opción de las niñas es la de ser profesoras (23,7%).

Así se desprende de la ‘XVII Encuesta Adecco Qué quieres ser de mayor’, que explica que “pocas son las novedades que encontramos al preguntarles a los más pequeños de la casa qué quieren ser el día de mañana. Chicos y chicas, con algunas marcadas diferencias entre ellos, siguen queriendo desempeñar las mismas profesiones que los jóvenes a los que se encuestaba hace 17 años, allá por el 2004”.

Según este estudio, los niños sueñan con ser futbolistas (35,8% de los encuestados), policías (9,1%), profesores (5,9%), científicos (4,3%) e informáticos (3,2%).

Mientras, las niñas siguen deseando ser profesoras (profesión elegida por una de cada cuatro), veterinarias (8,6%), policías (5,4%), médicas (4,3%) y cocineras (también 4,3%).

Cabe destacar que para ellos las profesiones más tecnológicas han perdido peso y ya solo representan el 3,7% de las respuestas mientras que para las chicas las profesiones relacionadas con el mundo deportivo se consolidan en los primeros puestos y ya representan el 8,1%: futbolistas, nadadoras o patinadoras son algunas de las profesiones elegidas.

Si tuviesen que elegir ya quién sería ese jefe o jefa ideal con el que trabajar en el futuro, de nuevo hay notables diferencias entre los miembros de cada sexo. Por ejemplo, ellos se decantan invariablemente por líderes que provengan del ámbito deportivo (32,1%), seguidos de miembros de su familia (23,5%), de su círculo de amigos (12,8%), ser uno mismo el jefe (4,8%) o eligen a un jefe que sea un personaje del ámbito televisivo o un ‘youtuber’ (3,7% cada uno).

Ellas, en cambio, prefieren como superior a algún familiar (23,1%), a algún amigo (21%), alguien del mundo de la música (16,1%), del deporte (8,6%) o a su actual profesor (8,1%).

SALARIO IDEAL

Vista la profesión y el jefe que el día de mañana los chicos y chicas querrían tener, el grupo Adecco les ha preguntado cuánto dinero querrían ganar cuando ya trabajen y aquí no se aprecian diferencias notables por cuestión de sexo.

Ambos géneros eligen una cantidad millonaria como primera opción (50,3% en ambos casos) que contrasta notablemente con lo votado como siguiente opción: un sueldo medio de entre 1.000 y 2.000 euros al mes (17,2%). En tercer lugar aparece una cifra redonda como salario: un millón de euros mensuales (13,9%). Incluso hay un 8,3% de los pequeños que se conforma con un salario menor de 500 euros.

Por otra parte, el rasgo general que mejor define a un buen trabajador según los consultados es la actitud que tengan ante el trabajo (27,3%). Después, destacarían los rasgos que componen su personalidad, su carácter (22,1%): que sea amable, buena persona, educado, leal o responsable. Y, en tercer lugar, creen que es necesario buenas habilidades y competencias (12,1%).

Tener idiomas, no faltar al trabajo, dar buenos discursos, ganar mucho dinero para que hagas bien tu trabajo, no ser vago, no insultar o no tomarse a broma el trabajo son otros rasgos que deben estar presentes en los empleados ejemplares.

JUBILACIÓN

Sobre cuándo podrán retirarse del mercado laboral, tanto las niñas (47,8%) como los niños (38,5%) manifiestan que se jubilarán en algún año entre los 50 y los 65 años. El 27,4% de ellas y el 29,4% de ellos piensa que se jubilará con más de 66 años, mientras que el 7% de las chicas y el 10,2% de los chicos cree que podrán hacerlo en la década de sus 40 a 49 años.

Por último, si se pregunta qué es el teletrabajo, un 41,3% lo define como la opción de trabajar desde casa; un 31,9% dice no saber qué es, y el 14,7% cree que es trabajar gracias a la tecnología.

“Tener una tele en el trabajo”, “trabajar online”, “tener más de un trabajo”, “cuando no acabas tu trabajo y te lo llevas a casa”, “llamar con el ordenador y te puedes ver” y “trabajar todo el día” fueron otras respuestas.