Compartir en redes sociales

Foto bebé

Sanidad

1 Abr 2024

Dado el aumento de casos en los últimos meses

Los pediatras llaman a vacunar a las embarazadas para evitar "casos graves" de tosferina

Servimedia / Madrid

La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) llamó este lunes a vacunar a las embarazadas para evitar "casos graves" de tosferina, dado que en los últimos meses de 2023 y sobre todo en 2024, “los casos de tosferina en España han aumentado extraordinariamente”. Las vacunas deben aplicarse "con carácter especial y urgente" entre las 27 y 36 semanas de gestación, preferiblemente en las semanas 27 o 28.

Por ello, la AEPap instó a los sanitarios a informar las mujeres gestantes a informar sobre los beneficios de la vacunación. Además, apoya el comunicado del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (AEP) para que las familias a revisar y completar los calendarios de vacunación de los niños y adolescentes de entre 12 y 14 años.

También otros países europeos “están sufriendo una situación similar”, según los pediatras españoles. La tosferina es endémica en todo el mundo y se presenta normalmente con brotes epidémicos cada tres o cinco años.

La aparición de brotes ocasionales de tosferina en países con elevados niveles de cobertura vacunal, como es el caso español ocurre porque, entre otras razones, las vacunas de la tosferina actuales "proporcionan una protección limitada en el tiempo".

En España la vacunación contra la tosferina incluye cuatro dosis (a los dos y cuatro meses y refuerzos a los 11 meses y 6 años) y confiere protección en los primeros años de vida frente a la tosferina grave. Sin embargo, el efecto protector de las vacunas "va disminuyendo" con el tiempo.

La tosferina puede ser una enfermedad grave y causar el fallecimiento en los primeros meses de vida. Afortunadamente, la vacunación de las embarazadas proporciona una elevada protección a los recién nacidos hasta que reciben su primera dosis de vacuna a los dos meses.

Las coberturas vacunales en España frente a la tosferina son elevadas para la vacunación infantil (mayor del 95% en las tres dosis durante el primer año), pero en el caso de la vacunación durante el embarazo, es inferior (87,2 % en 2022) y, por tanto, no se alcanza el objetivo de cobertura deseable, según la AEPap.

Con los programas de vacunación mencionados y las vacunas disponibles, la tosferina no se podrá eliminar, pero sí reducir su frecuencia y gravedad, además de evitar los casos de tosferina grave en los primeros meses de vida.

"La difusión de noticias sobre casos de tosferina grave y fallecimientos de lactantes por esta enfermedad, nos invita a seguir trabajando para mejorar las coberturas vacunales durante la gestación y para garantizar que todas las mujeres embazadas reciben una información adecuada sobre su importancia", concluyó la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria.