Total de resultados encontrados 6
  • “El cuento tiene su propio reloj alojado en su interior, junto a un detonador, como sucede con las bombas”

    Quiénes son y qué sienten las plantas carnívoras (Siruela) es un ramillete de relatos hilarantes, burlescos, divertidísimos. De una elegancia muy de Neville y una factura entre jardielesca y castelaonense.

  • El humor visto desde el psicoanálisis

    Sarcástico, blanco, inocente, absurdo, surrealista, socarrón, ácido, negro, obsceno, rijoso, desvergonzado, sórdido, indecente, repugnante, verde (sicalíptico)… tantos otros matices para designar algo inexplicable –y no-, algo que sólo se disfruta en el momento en que se percibe para desaparecer como un truco de magia, una disposición de ánimo que nos recuerda que las cosas pueden ser de otro m

  • “Hay que echarle mucho humor para sobrevivir en este mundo"

    “Yo podía haber sido una leyenda... o una epopeya, si nos juntamos varios...” Es una de esas frases estupendas de ‘Amanece que no es poco’, de José Luis Cuerda (Albacete, 1947), una de las películas españolas con mayor feligresía. Sus devotos, heterodoxos impenitentes, recorren la Sierra del Segura en procesión todos los años.

  • “Muchos de los herederos naturales de quienes intentaban acabar con la censura se han convertido en censores voluntarios y orgullosos”

    La Codorniz. Sólo mentarla ensancha una sonrisa amable, con retranca, loca (porque la risa es, al fin y al cabo, una cosa muy loca). Por esta cabecera transitaron algunos de los nombres que hicieron del humor un territorio muy próximo al delirio o al edén –si acaso no es lo mismo.

  • El humor protagoniza la campaña navideña de Campofrío

    El sentido del humor es una cualidad moral. Lo dijo Horacio, Aristóteles, cada cráneo privilegiado ha reparado en la necesidad del ser humano de resguardarse en ese pararrayos vital. El humor. Pero la sentimentalización del discurso estrecha sus límites, y cuanto menor es la capacidad del humor de expresarse, mayor es el dogma y la amargura.

  • “La provocación no tiene bando”

    Homo Velamine es un colectivo ultrarracionalista. Dicho así, pareciera que estuviéramos ante un grupúsculo filosófico-oscurantista. NO. Según la ley de las atracciones, se sitúa escorado a la izquierda, aunque observa con interés a sus contrarios, que no lo son tanto.

Suscribirse a humor