Total de resultados encontrados 2
  • Erasmo de Rotterdam o el "apresúrate despacio"

    Pocos hombres concitan tanta admiración y respeto como Erasmo de Rotterdam ((Róterdam, Países Bajos, 1466-Basilea, Suiza, 1536). En él, como en un cúmulo de elementos alquímicos, se destila la sabiduría de una mirada templada y despierta. Su pluma, atanor de inteligencia. Su manera de estar en el mundo, la señal.

  • “El poeta es un mago, un vidente que nombra el misterio de lo invisible-visible”

    Transmutación. Alquimia. Escucha. Silencio. Palabra primera. Ser. Asombro. Reverberación. Verdad. Misterio. Plegaria. Belleza. Voz. Vocación. Obediencia. Conversión. Epifanía. Conciencia. Lucidez. Cada una de estas palabras podría ser síntesis de su obra (y en la síntesis, recuérdese, uno coloca el corazón-razón). Eduardo Scala (Madrid, 1945).

Suscribirse a LIbros de la resistencia